domingo, junio 13, 2021

Illa acepta un referéndum sobre un acuerdo en Cataluña, pero no uno de autodeterminación

«Si es un referéndum de autodeterminación, en que se somete a la consideración de la ciudadanía una ruptura, no estamos de acuerdo», considera el líder del PSC

El líder del PSC en el Parlamento catalán, Salvador Illa, ha avalado este jueves un referéndum en Cataluña sobre «un acuerdo» que permita «unir» a los catalanes, por ejemplo con un nuevo Estatuto de Autonomía, pero ha rechazado un referéndum sobre autodeterminación porque cree que ahondaría en la «división».

En una entrevista en RNE, el jefe de la oposición ha reclamado al presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, que convoque una mesa de diálogo entre partidos catalanes para que estos puedan, a partir de visiones distintas, consensuar «un nuevo marco de convivencia» para Cataluña, que después refrenden los ciudadanos.

«Si es un referéndum para votar un acuerdo, nosotros estamos de acuerdo. Si es un referéndum de autodeterminación, en que se somete a la consideración de la ciudadanía una ruptura, no estamos de acuerdo«, ha dicho.

El exministro socialista ha recordado que Cataluña es la única comunidad autónoma que se rige en base a un estatuto que no es el que votaron sus ciudadanos y, por eso, ha opinado que la revisión de ese texto para profundizar en el autogobierno de la comunidad puede ser «el punto de encuentro» entre catalanes de diferentes sensibilidades.

El PSC lleva tiempo usando el argumento de que quieren «votar un acuerdo, no una ruptura» para oponerse a un referéndum de autodeterminación para Cataluña, pero las palabras de Illa han cobrado una especial relevancia al pronunciarlas cuando falta poco para que el Gobierno decida sobre los indultos a los presos del procés, y después de que ERC haya cuestionado la unilateralidad.

De hecho, en uno de los documentos estratégicos que votaron los socialistas catalanes durante su último congreso, celebrado en diciembre del 2019, hay un epígrafe que defiende que Cataluña debe negociar «más cotas de autogobierno» y «reconocimiento político» y, cuando haya un acuerdo, someterlo a referendo de la población.

«Llegar a un acuerdo y después votarlo, es decir, tener por horizonte votar un acuerdo y no un desacuerdo«, resume el documento.

Artículos relacionados

El complejo de Colón

Plató y Congreso

Cuando se está «A por uvas»

Los disparates de Carmen Calvo