jueves, febrero 2, 2023
jueves, febrero 2, 2023

IKEA y Airbnb suspenden sus operaciones en Rusia y Bielorrusia

La suspensión de la actividad en ambos territorios se suma a la ola de medidas similares adoptadas por otras empresas

La cadena sueca de muebles IKEA y la plataforma de alquileres estadounidense Airbnb, anunciaron la suspensión temporal de sus actividades en Rusia y Bielorrusia por la guerra en Ucrania.

IKEA denunció que el «enorme impacto humano» y las «alteraciones en la cadena de suministros» han llevado a la compañía a suspender temporalmente sus operaciones en Rusia y Bielorrusia, según un comunicado de la empresa. La decisión implica que Inter IKEA, dueño de la marca, paralice todas las exportaciones e importaciones a y desde Rusia y Bielorrusia, así como toda la producción en Rusia, lo que afecta también a todas las entregas de los subcontratistas.

Ante el anuncio del cierre, se formaron enormes colas de ciudadanos que acudían en masa a comprar a los establecimientos IKEA de Moscú antes de que las tiendas dejarán de funcionar.

Ingka Group, sociedad que concentra el 90% de las ventas de IKEA y opera en 32 países con más de 170.000 trabajadores, suspenderá también todas sus operaciones minoristas en Rusia. El cierre no afectará, sin embargo, a los centros comerciales Mega, controlados por Ingka, que seguirán abiertos «para asegurar que mucha gente en Rusia tenga acceso a sus necesidades diarias y esenciales como comida, verduras y farmacias», precisa el comunicado.

La decisión de la compañía tendrá un «impacto directo» en los 15.000 trabajadores que la cadena sueca tiene en ambos países. «Las ambiciones de la compañía son a largo plazo y hemos asegurado estabilidad de empleo e ingresos para el futuro inmediato y proporcionado apoyo a estos (trabajadores) y a sus familias en la región», aseguró IKEA.

La fundación IKEA anunció además una donación inmediata de 20 millones de euros (22,2 millones de dólares) para ayuda humanitaria a los desplazados por el conflicto bélico, respondiendo a una llamada de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). «La situación es extremadamente crítica y cambia con rapidez. Los grupos de la compañía se han consagrado a navegar en esta realidad, con el interés de la gente como prioridad principal», señaló la firma sueca.

Mientras Inter IKEA es el dueño del concepto de la cadena de muebles, es el grupo Ingka el que concentra el 90% de las ventas de la firma sueca, que posee una compleja estructura con fundaciones y compañías con sedes en varios países, controladas por la familia de su fundador, Ingvar Kamprad, fallecido en 2018.

Por otro lado, el anuncio de la suspensión de operaciones en Rusia y Bielorrusia por parte de Airbnb se produce días después de que su fundación, Airbnb.org, informase que ofrecería alojamiento gratis a 100.000 refugiados que huyen de Ucrania a países vecinos como Polonia o Rumanía. El consejero delegado de la compañía, Brian Chesky, lo reveló a través de un mensaje de Twitter.

La suspensión de las operaciones en ambos territorios, cuyo Gobierno es aliado de Moscú y ha permitido el tránsito de efectivos militares rusos hacia Ucrania, se suma a la ola de medidas similares adoptadas por otras empresas estadounidenses como Boeing, Apple o Disney.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores