martes, agosto 16, 2022

Igualdad se abona a los carteles polémicos: Boom 2022, el ‘disco’ «del verano del consentimiento» que tampoco para de recibir críticas

La nueva campaña de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, dependiente del Ministerio liderado por Irene Montero, tampoco convence en las redes sociales

El Ministerio de Igualdad parece no acabar de dar con la tecla en lo que respecta a sus campañas para este verano. Si el cartel relativo al positivismo corporal todavía sigue generando polémica por utilizar rostros y cuerpos de modelos reales sin permiso para el diseño ficticio, ya hay otro que le va a acompañar en lo que respecta a las críticas. En este caso, relativo a la violencia de género.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

Una publicación compartida de El Liberal (@elliberal_)

La Delegación del Gobierno encargada de este ámbito, dependiente de la cartera liderada por Irene Montero, lanzó el pasado miércoles uno de sus carteles reivindicativos con las mujeres. Lo hizo emulando aquellos discos tan populares antaño en los que se incluían las canciones más rompedoras de cada verano. El de Igualdad lleva el título de «Boom 2022», con la coletilla «By #SíesSíFest» (otro guiño, ahora a los festivales tan propios de esta época del año y de paso a la ley orgánica de garantía integral de la libertad sexual).

En este ‘disco’, se incluyen cinco ‘temas’: Sí es una palabra muy sexy; Sí, mi cuerpo es mío; Sí, no estoy sola; Sí, quiero brillar y Sí, hoy salgo sin miedo. Estos son «los temazos del verano del consentimiento», en palabras del tuit con el que la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género anunció el ‘lanzamiento’ de su particular CD.

Está claro que el mensaje no ha calado hondo en Twitter, donde la oposición hacia este segundo cartel veraniego sonado de Igualdad no tiene nada que envidiar a la que lleva días persiguiendo al de «El verano también es nuestro». De hecho, hay quien se ha aventurado a señalar que el código de barras que aparece en «Boom 2022» pertenece a una empresa real de merchandising infantil.

Artículos relacionados

Cuando las cosas tienden a cero

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel