jueves, abril 18, 2024
jueves, abril 18, 2024

Guinea alerta de un posible caso de fiebre de Marburgo, similar al ébola

Es tan mortífera como el ébola y se estima que en África ha sido responsable de la muerte de más de 3.500 personas

Las autoridades sanitarias de Guinea-Conakri alertaron este viernes de la detección de un posible caso de fiebre hemorrágica de Marburgo, un virus similar al ébola, en el sureste del país.

Las primeras pruebas realizadas en la capital, Conakri, habían resultado positivas este jueves, pero dado que se trataría del primer caso de este tipo en Guinea, las muestras fueron enviadas a Senegal para una segunda comprobación, según indicó hoy en un comunicado la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria (ANSS).

El posible contagio se detectó en la zona de Gouécké, en el distrito de Nzérékoré (sureste del país).

En el comunicado de alerta, la ANSS guineana también informó de que ya se pusieron en marcha planes para investigar el entorno del caso y los posibles contactos.

«Hasta la fecha, ningún nuevo caso sospechoso se ha detectado a la espera del fin de las investigaciones», agrega el texto.

La fiebre de Marburgo es tan mortífera como el ébola y se estima que en África ha sido responsable de la muerte de más de 3.500 personas.

Es causada por el virus de Marburgo, de la familia filoviridae, la misma a la que pertenece el ébola.

Al igual que este, provoca hemorragias repentinas y puede producir la muerte en pocos días, con un período de incubación de 2 a 21 días y una tasa de mortalidad de entre el 24% y el 88%.

Los murciélagos de la fruta son los huéspedes naturales de este virus, que cuando es transmitido a los humanos puede ser contagiado mediante contacto directo con fluidos como la sangre, saliva, vómitos u orina.

La enfermedad, para la que no hay vacuna ni tratamiento específico, fue detectada en 1967 en la ciudad alemana de Marburgo -de ahí su nombre- por técnicos de laboratorio que resultaron infectados cuando investigaban a monos traídos de Uganda.

La zona guineana de Gouéké ya fue a comienzos de 2021 el origen del brote más reciente de ébola en Guinea, que terminó con 23 casos diagnosticados y 12 muertes, un costo en vidas mucho menor que el del anterior brote de este tipo ocurrido en África Occidental, en 2014-2016, de al menos 11.300 fallecimientos y 28.500 contagios.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores