29.7 C
Madrid
martes, junio 28, 2022

El Gobierno balear exigirá a los sanitarios que atiendan en catalán si no quieren ser expedientados

El Ejecutivo balear también ha aprobado que en los hospitales y centros de salud los carteles estén escritos en lengua catalana tal y como se prevé en la normativa vigente

Este lunes, el Ejecutivo de las Islas Baleares (formado por el PSOE, Unidad Podemos y el partido Més), se reunió para tratar el tema sobre el uso y exigencia del catalán en el sector sanitario balear.

Según el diario ‘ABC’, esta fue una reunión de urgencia en la que el Ejecutivo de las Islas acordó que, con una simple denuncia ante la Oficina de Derechos Lingüísticos hacia algún sanitario que no haya atendido en catalán, bastará para que el propio Gobierno balear abra un expediente a estos médicos o enfermeros.

Esta reunión de urgencia tuvo lugar a raíz de una polémica que surgió el 30 de agosto en la red social Twitter, donde un perfil denunció públicamente que un médico del centro de salud Son Pisà, situado en Palma, se negó a atender a su madre en catalán.

«Hola @ibsalut, hoy mi madre ha ido al médico, al Jefe Son Pisà de #Palma y la médica, sé que de nombre Yolanda, se ha negado a entenderla en catalán. La han atendido hoy hacia las 10.25 horas. Y encima le ha dicho que hace 7 años que vive aquí. #vergüenza»

Con este tuit, la polémica estaba servida. Al día siguiente, miembros de Arran, una entidad juvenil que está vinculada a la CUP, llevaron a cabo una pintada en la fachada de este ambulatorio que decía: «Basta de agresiones lingüísticas».

Foto sacada de la red social Twitter.

En Twitter empezaron a surgir comentarios y críticas respecto a la actitud que tuvo el médico que se negó a hablar en catalán en el centro de salud Son Pisà de Palma, como indicó el denunciante en esta red social. En un primer momento, la consejería de Salud restó importancia a estos comentarios y denuncias por parte de los usuarios de Twitter.

Finalmente, el Gobierno balear decidido convocar una reunión urgente tras la filtración de la Oficina de Derechos Lingüísticos sobre el número de denuncias que se habían recogido y que certificaban que un 40% se referían a la sanidad.

En esta reunión acordaron la apertura de expedientes informativos, como también sancionadores si se considera oportuno, a cualquier sanitario que reciba una denuncia en la Oficina de Derechos Lingüísticos por no usar el catalán, como tampoco permitir que los pacientes lo utilicen, indican en ‘ABC’.

Además, también se exigirá que en los hospitales y centros de salud los carteles estén en lengua catalana tal y como se prevé en la normativa vigente.

Esta medida entrará en vigor el 1 de octubre, como también la introducción en cada una de las nueve gerencias de los centros de salud de una persona que sea responsable de que se cumpla la normativa en materia de lengua. Además, también se nombrará un directivo del IBSalut que asuma la interlocución con la Oficina de Defensa de los Derechos Lingüísticos.

Artículos relacionados