lunes, agosto 2, 2021

Genocidio de Ruanda: el exterminio de la población tutsi

Se calcula que casi un millón de personas fallecieron en este genocidio. Se asesinó a un 70 % de la etnia tutsi y se cree que entre 250.000 y 500.000 mujeres fueron violadas 

El genocidio de Ruanda, también conocido como el genocidio tutsi, es uno de los últimos exterminios más sangrientos del siglo XX que tuvo lugar en el año 1994.

Es importante conocer la historia de la población que habitaba Ruanda en aquel momento. En el país vivían tres grupos de etnias diferentes: los tutsis, los hutus y el pueblo Twa.

Todo empezó en el siglo XIX, cuando los belgas tenían el control de Ruanda y clasificaron la población del país según su etnia, en consecuencia, cada una de estas etnias tenía unos beneficios diferentes: los tutsis tenían mejor estatus social y, en consecuencia, mayores beneficios, en cambio, los hutus se encargaban de otras tareas menos cotizadas.

Las diferencias y la tensión entre estas dos etnias aumentaron, y es en 1959 cuando muere el rey Mutara III Rudahigwa, que los tutsis obtuvieron el poder y, en respuesta, los hutus se rebelaron.

Unos años después, en 1961, los hutus tomaron el control del gobierno tras recibir el apoyo de los colonos belgas, en consecuencia, derogan la monarquía tutsi y declararon la república de Ruanda, aunque esta independencia no fue reconocida hasta el año 1962

Tras este cambio en el poder, más de la mitad de los ciudadanos tutsi huyeron del país y, 11 años después, en 1973, el hutu Juvénal Habyarimana llevó a cabo un golpe de Estado que le dio la presidencia del país.

Como las tensiones entre tutsis y hutus seguían presentes en el país, el gobierno de Juvénal y la guerrilla del Frente Patriótico Ruandés (FPR, formado por rebeldes tutsis) firmaron un acuerdo de paz, aunque su aplicación se estuvo retrasando debido a que el presidente Juvénal y los hutus más extremistas que formaban la Coalición para la defensa de la República (CDR), no aceptaban los términos

Ante esta situación, el 6 de abril de 1994 surge el genocidio de Ruanda. Ese día, fue derribado un avión en el que viajaban Juvénal Habyarimana, el presidente ruandés y Cyprien Ntaryamira, el presidente burundés. Se trataba de un atentado que acabó con sus vidas, el avión fue impactado por un misil mientras aterrizaba en el aeropuerto de la capital de Ruanda, Kigali

Durante la noche del 6 de abril empezaron las primeras muertes en el país y, al día siguiente, se produce el asesinato de la primera ministra, Agathe Uwiligiyimana y de diez soldados belgas que se encargaban de protegerla. Este hecho enfureció a los hutus y decidieron iniciar una campaña basada en matar a todos los tutsis y a todas las personas que protegían esta etnia.

Este genocidio ha sido el más sangriento de la historia de África, además de ser el más triste, ya que fue un enfrentamiento entre dos etnias que convivían en un mismo país, incluso algunos medios de comunicación incitaban también a la matanza de la etnia tutsi, a quienes llamaban «cucarachas»

Finalmente, el 15 de julio de 1994, el Frente Patriótico Ruandés derrotó las tropas formadas por hutus y tomaron el control del país, aquí fue cuando se puso fin al genocidio de Ruanda.

En esos momentos, con el objetivo de que no volviera a suceder un hecho como este, se formó un gobierno de unidad nacional con un miembro de la etnia hutu como presidente y un representante del pueblo tutsi, Paul Kagame, que fue nombrado vicepresidente. 

Finalmente, el representante tutsi, Kagame, fue elegido presidente de Ruanda por el partido Frente Patriótico Ruandés en el año 2000 y, hasta ahora, sigue gobernando Ruanda. 

Este fue uno de los genocidios más sangrientos de la historia, se calcula que alrededor de 800.000 personas, casi un millón, fallecieron en este genocidio. Se asesinó a un 70 % de la etnia tutsi y se cree que entre 250.000 y 500.000 mujeres fueron violadas durante este genocidio. 

Artículos relacionados