domingo, enero 29, 2023
domingo, enero 29, 2023

Garzón defiende subir el SMI al igual que se ha hecho con el sueldo de los funcionarios

El ministro de Consumo ha precisado que el SMI hace referencia a los salarios más bajos de toda la población, por lo que «estamos hablando de la gente que más lo necesita»

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha considerado «razonable» subir el salario mínimo interprofesional (SMI), al igual que se ha hecho, por ejemplo, con el sueldo de los empleados públicos.

«En mi opinión es razonable hacerlo», ha afirmado en una entrevista a Canal Extremadura Radio con motivo de su participación, este miércoles, en el IV Seminario Internacional de Investigación en Juventud del Consejo de la Juventud de Extremadura (CJEX). Ha argumentado que se han subido otros indicadores como el salario de los empleados públicos, en este caso un 0,9 por ciento para 2021, «un porcentaje modesto pero que contribuye y siempre viene bien», según ha dicho.

Ha precisado que el SMI hace referencia a los salarios más bajos de toda la población, por lo que «estamos hablando de la gente que más lo necesita». En esta línea, ha defendido que no solo es una ayuda que estimula la economía, sino también un «alivio» para muchas familias, especialmente los jóvenes, de modo que «ese dinero, aunque sea un 0,9 %, es una cantidad muy considerable».

Por otra parte, respecto a las dificultades de acceso a la vivienda, ha informado de que el Gobierno está trabajando en un incremento del parque de viviendas públicas y una regulación del mercado para que sea concebida como un «derecho» y no como un bien «especulativo».

Asimismo, ha explicado que el Gobierno está ultimando las medidas para evitar los cortes de suministros básicos a la población vulnerable en colaboración con el tejido productivo.

Se ha referido también a la doble crisis que la población joven ha sufrido en la última década, con un deterioro del mercado laboral y de sus condiciones de vida, y frente a ello ha abogado por un cambio del modelo productivo para combatir las altas tasas de desempleo juvenil, que en algunas regiones alcanza el 50 por ciento.

En su opinión, «hay que hacer de la necesidad una virtud y ver los meses desagradecidos de la pandemia como una oportunidad» para abordar este cambio, con la ayuda de los fondos europeos, los planes de reconstrucción y los presupuestos estatales de los próximos años.

Relacionados

spot_img

Colaboradores