sábado, enero 28, 2023
sábado, enero 28, 2023

Florida envía inmigrantes ilegales a Martha’s Vineyard y Texas los manda a la residencia oficial de Kamala Harris

Las medidas de los gobernadores republicanos Ron DeSantis y Greg Abbott llegan como protesta a la política migratoria de Biden, que consideran permisiva y condescendiente

Medio centenar de inmigrantes, sobre todo venezolanos, llegaron este miércoles a la exclusiva isla de Martha’s Vineyard, en Massachusetts, tras haber sido trasladados en avión desde Texas y Florida, informó este jueves la prensa local.

Los inmigrantes, que incluían también algunos colombianos, llegaron en dos aviones que aterrizaron inesperadamente en el aeropuerto de Martha’s Vineyard, lo que obligó a los responsables de gestión de emergencias de esta isla del nordeste de EEUU a movilizarse para darles atención sanitaria, alojamiento y comida, informó The Vineyard Gazette.

El senador estatal demócrata Julian Cyr, indicó que uno de los aviones con inmigrantes había partido de San Antonio (Texas) en «una treta cruel que manipula a las familias que buscan una vida mejor”, informó el rotativo local de esta exclusiva isla de la costa atlántica en la que suelen pasar sus vacaciones celebridades y millonarios.

Cyr se refería a las amenazas de las autoridades de algunos estados republicanos del sur del país de enviar emigrantes y refugiados a estados gobernados por los demócratas, en protesta por lo que consideran una política migratoria del gobierno del presidente Joe Biden permisiva y condescendiente con la inmigración irregular y los refugiados.

“Nadie debería capitalizar las circunstancias difíciles en las que se encuentran estas familias y distorsionar esto con el propósito de poder decir: ‘Te engañé’”, agregó Cyr.

En un vídeo enviado a la cadena Fox, el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, se atribuyó el mérito de enviar a los inmigrantes a la isla, informó por su lado el Martha’s Vineyard Times.

En 2021, DeSantis prometió gastar 8 millones de dólares para enviar inmigrantes fuera de su estado y mencionaba a Martha’s Vineyard como un posible destino.

Los inmigrantes fueron atendidos por los Servicios Comunitarios de la isla para ser reubicados en una escuela secundaria y en la iglesia y casa parroquial de Saint Andrew, donde se les entregaron botellas de agua y algunos alimentos.

Inmigrantes en casa de Kamala Harris

Dos autobuses con un centenar de inmigrantes fletados por el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, llegaron este jueves a la residencia oficial de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris.

La cadena de televisión Fox News precisó que los autobuses recogieron a los inmigrantes en Eagle Pass, en Texas, y llegaron a las proximidades del Observatorio Naval, donde se ubica la residencia de la vicepresidenta, en Washington DC.

Según Fox, el grupo de inmigrantes incluye a personas de Venezuela, Uruguay, Colombia y México.

En las inmediaciones de la residencia de Harris se encontraba Marisela Castillo Apitz, directora de la ONG Humanitarian Action, que opera en Washington DC y que atiende a inmigrantes.

En declaraciones a Efe, Castillo Apitz explicó que estaban esperando a los inmigrantes en las proximidades de la estación de trenes de la capital estadounidense, Union Station, a donde han estado llegando autobuses fletados por Texas con indocumentados en los últimos meses.

«De pronto nos avisaron que estaban aquí, fuera de la casa de la vicepresidenta, muy raro. Ellos dijeron que se sintieron engañados, esas fueron sus palabras, se sintieron parte de un show político. En total eran 101 migrantes, en su mayoría venezolanos», apuntó.

Castillo Apitz afirmó que los inmigrantes se quedaron «desconcertados y perdidos en estas calles»: «Desde Texas les dijeron que los iban a llevar a una estación de autobuses, de pronto los dejaron en estas calles y se dieron cuenta que era mentira, que eran parte de un show político», dijo.

La activista indicó que su organización acompaña a los migrantes a iglesias y refugios temporales.

«El problema es que la mayoría de ellos no tiene a nadie aquí, entonces se encuentran aún más vulnerables, porque no saben a dónde dirigirse -lamentó-. Ahora deben empezar su vida desde cero”.

En abril pasado, Abbott anunció su intención de mandar a indocumentados a Washington DC, en respuesta a la decisión del Gobierno del presidente Joe Biden de rescindir una normativa sanitaria que permitía expulsarlos por la pandemia, que no llegó a ponerse en marcha por el bloqueo de los tribunales.

Más tarde, en mayo, el gobernador de Arizona, el también republicano Doug Ducey, emuló la medida y comenzó a mandar autobuses con inmigrantes a la capital.

A principios de agosto, los autobuses con inmigrantes comenzaron a llegar a la ciudad de Nueva York y este mes a Chicago.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores