domingo, junio 26, 2022

Feijóo propone un plan fiscal para apoyar a las familias y que el Gobierno reduzca su gasto: «Es una cuestión de pudor»

El presidente de los populares también pide rediseñar el gasto de los fondos europeos y simplificar los procedimientos administrativos

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, se ha ofrecido este viernes como la alternativa que garantiza estabilidad política y económica a España frente a la «política ilusoria» del Gobierno de Pedro Sánchez y las disensiones internas en el Ejecutivo.

Feijóo ha lanzado ese mensaje en las jornadas anuales del Cercle d’Economia que se celebran en Barcelona ante decenas de empresarios que han escuchado sus recetas políticas y económicas. El ya expresidente gallego ha resumido sus propuestas para la economía española en cuatro grandes ejes.

El primero de ellos tiene que ver con lo que ha denominado la «racionalización del gasto burocrático». Para Feijóo, es «casi una cuestión de pudor» que se reduzca el «gasto superfluo» del Gobierno central, con 22 ministerios, en un momento en que los ciudadanos están viendo decrecer su poder adquisitivo por la inflación.

En segundo lugar, el líder de los populares insiste en su idea de deflactar el IRPF, cuya tarifa, ha recordado Feijóo, está sin ajustar desde 2008, año desde el que el IPC se ha incrementado un 25%. Además, el presidente popular pide bajar el IVA de la electricidad y del gas un 5% y actuar sobre el Impuesto de Sociedades, dando libertad para amortizar inversiones en eficiencia energética y transformación digital para «compensar a quienes peor lo están pasando».

Feijóo receta también rediseñar la ejecución de los fondos europeos, criticando que hasta ahora el Estado ha movilizado una cantidad «ridícula» del dinero europeo. El expresidente gallego propone que un 7% de esos fondos se destinen a un paquete fiscal que puedan ser gestionado directamente por las empresas y los ciudadanos.

Por último, Feijóo pide reformas estructurales para incentivar la actividad económica y el crecimiento. Estas medidas pasarían por una «simplificación administrativa», basada en la agilización de los procedimientos entre la Administración y los ciudadanos en el marco de un «mundo digital».

Artículos relacionados