jueves, agosto 18, 2022

Expulsan de España a un mauritano que agredió a un niño, a su madre y a 8 agentes

El condenado se encontraba en nuestro país en situación irregular y no podrá volver a España en cinco años

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado con la expulsión de España a un mauritano acusado de lanzar a un niño de 6 años contra el suelo, propinar puñetazos en el cuello y la cabeza a la madre del menor y agredir a ocho agentes que acudieron a auxiliarlos en el municipio de Roquetas de Mar.

Fuentes judiciales han señalado que el acusado mostró su conformidad después de que el fiscal rebajase su petición inicial y fijase en 21 meses de prisión la pena por un delito de atentado, estableciendo en un mes de multa, con cuota de seis euros al día, la de cada uno de los diez delitos de lesiones leves a los que se enfrentaba.

También se le ha impuesto el pago de indemnizaciones por las lesiones y daños en el material policial, si bien finalmente la jueza ha sustituido la pena de cárcel y las multas por la expulsión del territorio con prohibición de entrada durante cinco años.

En su escrito de calificación, el fiscal sostiene que el acusado S.D., un mauritano en situación irregular en el país, se encontraba sobre las 20:15 horas del pasado 1 de junio en el parque de Los Bajos, en Roquetas de Mar. Allí, «sin mediar motivo alguno» y con «ánimo de menoscabar su integridad física», cogió presuntamente al niño de 6 años y lo lanzó contra el suelo. Cuando la madre del pequeño fue a socorrerlo, el hombre la habría agredido físicamente con sus puños, intentando también sin éxito darle varias patadas.

Agresión a guardias civiles y policías

Debido a esto, seis agentes de la Guardia Civil y otros dos de la Policía Local acudieron al lugar. Una vez allí, «debidamente uniformados», requirieron al varón que se identificase, orden que fue ignorada por el supuesto agresor.

Procedieron a cachearlo, momento en el que, de forma «sorpresiva» y con «total desprecio» a la labor de los agentes, propinó un «fuerte empujón» y varios manotazos a uno de los guardias, arremetiendo a la vez contra otros cinco agentes y dos policías locales, a los que propinó patadas, puñetazos y mordiscos.

Tanto el niño como su madre, como los guardias civiles y policías presuntamente agredidos, sufrieron lesiones de diverso tipo por las que tuvieron que recibir atención médica.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados