miércoles, agosto 17, 2022

Estados Unidos se beneficia del cierre del gasoducto del Magreb y desbanca a Argelia como principal fuente de gas para España

El transporte del gas por barco ya le gana la partida al que se realiza por tuberías, también debido al fin de la hegemonía argelina

El cierre del gasoducto del Magreb el pasado 31 de octubre ya empieza a quedar reflejado en las importaciones de gas que realiza España. No sólo en el aumento de su transporte a través de barcos, sino también en cuanto a los proveedores: Argelia ha perdido su posición preeminente en favor de Estados Unidos.

Según los últimos datos que ha difundido Enagás, operador de nuestro sistema gasista, Estados Unidos concentró en enero el 34,6% de las importaciones de gas de España, con las relativas a Argelia quedándose en un 25,4% del total.

El fenómeno se veía venir desde que el gasoducto Magreb-Europa dejó de operar, con las distancias entre las ventas argelinas y estadounidenses reduciéndose e incluso igualándose. La hegemonía histórica de Argelia en cuanto a las importaciones de gas de España se refiere quedó bien patente en 2021, acaparando el 43% de las compras de gas de nuestro país frente al 14% de procedencia estadounidense (según Enagás y la Corporación de Reservas Estratégicas).

Eso sí, que Argelia sea desbancada del primer lugar de la clasificación de las importaciones gasistas españolas no es un fenómeno novedoso: también ocurrió en 2020 (pandemia mediante), cuando el gas procedente precisamente de Estados Unidos y de Catar superó varios meses en cantidad al que llegaba desde el país africano.

El gas que llega a España no sólo se ha visto afectado por el adiós al gasoducto del Magreb. La tensión entre Rusia y Ucrania también marca los últimos datos de Enagás, ya que Rusia pasa de protagonizar el 8,9% de las importaciones españolas de gas en 2021 a quedarse ahora en un 5,8%.

Además, el transporte del gas por barco empieza a ganar la partida al realizado por tuberías. Si en noviembre las llegadas vía metaneros ya representaban el 65% del total, en diciembre y en enero ese porcentaje ascendió hasta el 69% de todas las compras. Antes del cierre del gasoducto argelino, las importaciones por tubería y por barco estaban prácticamente igualadas.

Así, con España importando un 13,8% más de gas en 2021 que en 2020, la pérdida de influencia de Argelia en nuestro mercado gasista llevó a que el 54,5% del gas llegase por barco, en contraposición al 45,5% que lo hizo por gasoducto y desde territorio argelino. Tampoco se puede pasar por alto, en lo que al sorpasso de los metaneros se refiere, que habrá 145 slots de descarga en las seis plantas regasificadoras españolas de cara al invierno, frente a los 86 del período invernal pasado.

Artículos relacionados