domingo, abril 18, 2021

España, entre los países con el precio de la luz más caro de Europa

España cobra más IVA en la luz y el gas que Alemania, Italia o Francia, pero la ministra de Hacienda se niega a bajarlo y culpa a Bruselas 

La borrasca Filomena y el temporal de frío y nieve que atraviesa nuestro país han dejado en evidencia al Gobierno central, tanto por su inacción al respecto, como por la subida del precio de la luz en plena ola de frío. 

A pesar del aluvión de críticas recibidas, el Ejecutivo se niega a bajar el IVA sobre la luz (que actualmente se encuentra en un 21%) y culpa a Bruselas de ello: «Bruselas nos viene llamando la atención por el abuso del IVA reducido», sentenció la ministra de Hacienda.

La ministra de Hacienda María Jesús Montero compareció este martes tras el Consejo de Ministros y trató de justificar la cantidad de impuestos que componen las facturas de la luz en España (4 de cada 10 euros van a parar a las arcas del Estado), es decir un 40% de las facturas.

La portavoz rechazó bajar el IVA de la luz al de primera necesidad, como si hizo – con demora y reticencias – con algún tipo de mascarillas.

¿Pagamos más IVA que nuestros vecinos europeos?

Sí. Según los últimos datos que aporta la Comisión Europea, España es el país del bloque que más cobra en el IVA.

En concreto, sobre la luz y el gas, España cobra un 21%, mientras que Alemania, Francia o Italia un impuesto del 19%,20% y 10%,respectivamente. Tampoco Reino Unido, que recientemente se ha desligado del bloque, recauda tanto dinero en este impuesto.

¿Qué impuestos incluyen nuestras facturas energéticas?

En una factura de la luz hay dos partes a tener en cuenta: la parte variable y la parte fija. Es dentro de la parte fija donde encontraremos los impuestos que pagamos por la luz.

  • Impuesto sobre la electricidad, del 5,11% sobre el consumo. Es un impuesto bastante polémico porque se considera que es obsoleto, ya que en su origen fue concebido para «penalizar» el uso del carbón como fuente de energía, que, en la actualidad, brilla por su ausencia. Tanto es así que la OCU ha pedido que se anule.
  • IVA. En este caso, como hemos detallado previamente, es del 21%, como para la mayoría de bienes de consumo, y se aplica sobre la factura al completo, englobando el impuesto sobre la electricidad. Es decir, se trata de un impuesto sobre otro impuesto. La OCU también ha pedido su reducción al 6%, al considerar la energía una necesidad social, como hacen ya en Portugal.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Hacia una tiranía colectivista

Clara Campoamor, ¿fascista?

Sánchez, el iluminado