lunes, agosto 8, 2022

España creó 840.700 empleos en 2021, la mayor cifra desde 2005

A nivel de ocupación, nuestro país roza los 20,2 millones, el mayor nivel en trece años; la tasa de paro baja a datos de 2008

El mercado laboral generó 840.700 puestos de trabajo durante 2021, la mayor creación de empleo registrada desde 2005 -año de la regularización extraordinaria- y una cifra que lleva el total de ocupados en España hasta rozar los 20,2 millones, el mayor nivel en trece años.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el desempleo se redujo en 615.900 personas en los últimos doce meses, el mayor recorte desde mediados de 2017, hasta cerrar en los 3,1 millones de parados y recortar la tasa de paro hasta el 13,33%, la más baja desde 2008.

Este incremento del empleo superior al descenso del paro ha sido posible por el aumento de la población activa, con 224.700 personas que han salido de la inactividad durante 2021, dejando la tasa de actividad en el 58,65% de la población total.

El número de hogares con todos sus miembros activos en paro se redujo en 2021 en 173.200, lo que situó la cifra total en el cuarto trimestre del año en 1.023.900, una cifra que, sin embargo, aún supera la registrada en 2019, justo antes de la pandemia.

En el extremo contrario, 11.072.000 hogares tienen a todos sus miembros activos ocupados, 6.670.700 más que hace un año.

Calviño, optimista

Con respecto a estos datos, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha asegurado que son «espectaculares» y que permiten «empezar con buen tono el año 2022 y una perspectiva económica positiva».

En una entrevista en RNE, Calviño ha subrayado que los datos de paro y afiliación de la EPA son los mejores desde antes de la crisis financiera a pesar de la pandemia y los problemas en la cadena de suministro, una evolución positiva que parece mantenerse en enero.

Ha añadido que «también va mejorando la calidad del empleo», que debe ser el objetivo «de cara al futuro», como demuestran los datos de empleo femenino, a tiempo completo o de hogares con todos sus miembros en paro.

Para la ministra, esta buena marcha del mercado de trabajo «da una base» para atajar sus problemas estructurales mediante la reforma laboral, que confía en que se convalide con amplio apoyo parlamentario. «Me resulta muy difícil entender que haya quien diga que se va a oponer» a un acuerdo suscrito por empresarios y sindicatos, ha resumido, porque es la reforma «que España necesita».

La vicepresidenta ha desvinculado la convalidación de la reforma laboral de la negociación de subida del salario mínimo, que no ha querido cuantificar porque es el momento de «escuchar a los agentes sociales».

Tampoco ha avanzado si se van a revisar las previsiones macroeconómicas, aunque ha insistido en que en 2021 el crecimiento ha ido de menos a más y que este será «incluso más intenso» en 2022 gracias a los fondos europeos, que ha defendido ante la campaña de críticas del PP «no tiene ni pies ni cabeza».

Fuente: EFE.

Artículos relacionados