lunes, febrero 26, 2024
lunes, febrero 26, 2024

Errejón reclama reinserción para los abusadores sexuales porque «las penas más altas no resuelven los delitos»

La izquierda vuelve a rechazar el «punitivismo» para los delincuentes sexuales en el marco de la polémica por las rebajas de penas provocadas por la ley del ‘solo sí es sí’

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha reclamado al Gobierno que «salga de la discusión» sobre los años de cárcel y alcance un acuerdo sobre la reforma de la ley del solo sí es sí porque «no es verdad que penas más altas resuelvan todos los delitos», mientras que «es necesario» hablar de reinserción y trabajo psicológico para evitar que los agresores reincidan.

En declaraciones a los medios durante su participación en la manifestación convocada en Madrid en defensa de la sanidad pública, Errejón ha destacado que España «es uno de los países que tiene las penas más altas de nuestro entorno» sobre este tipo de delitos.

«Hay que salir de la discusión sobre los años de cárcel», ha reiterado el diputado de Más País, quien se ha referido a países cuya legislación contempla la pena de muerte o la cadena perpetua, como Estados Unidos, que «no por ello tienen menos delitos».

Errejón reclama ir más allá y hablar de cuestiones «complejas» como la educación sexoafectiva en colegios e institutos, los protocolos de prevención, la reinserción de los maltratadores y del acompañamiento piscológico «para que quienes hayan agredido no lo vuelvan a hacer».

El líder de Más País ha demandado a los partidos de la coalición de Gobierno que acuerden una reforma «quirúrgica, pronta, rápida y técnica» para que la ley llegue cuanto antes al Congreso de los Diputados, donde «estamos deseando votarla», ha señalado.

El «punitivismo» es una «trampa»

Las declaraciones de Errejón van en la línea de las de la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, que hace dos domingos también se pronunció sobre los cientos de rebajas de las penas a delincuentes sexuales afirmando que el «punitivismo» contra los agresores sexuales «es una trampa» porque supone «más violencia y nunca hemos arreglado la violencia con más violencia».

Asimismo señaló que «imponer una pena muy alta a un agresor aísla, individualiza el problema y de paso la aísla a ella, nos aísla a nosotras, nos quita todo el paraguas de lo colectivo y nos hace unas víctimas solas».

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de El Liberal (@elliberal_)

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores