sábado, diciembre 10, 2022
sábado, diciembre 10, 2022

El Tribunal Supremo de EE.UU. planea derogar la protección federal sobre el aborto, según una filtración

La decisión anularía la legalidad de esta práctica en el conjunto del país y dejaría a criterio de cada estado la legislación sobre el aborto

El Tribunal Supremo de Estados Unidos se prepara para revocar la protección federal al aborto, en vigor en el país desde la sentencia Roe vs. Wade, en 1973, según la insólita filtración de un borrador de la máxima instancia judicial publicado este lunes por el portal Politico.

Este medio cita un borrador con el dictamen mayoritario del Supremo, firmado por el magistrado Samuel Alito. Junto a Alito habrían acordado dejar el aborto en manos de los estados los magistrados Clarence Thomas, Neil M. Gorsuch, Brett M. Kavanaugh y Amy Coney Barrett. La máxima instancia judicial del país cuenta con seis jueces conservadores y tres progresistas.

En cuanto al juez John Roberts, presidente del Alto Tribunal y considerado el más centrista de los nueve magistrados, la CNN informa de que su postura no contempla derogar por completo la sentencia de Roe vs. Wade, por lo que se desmarcaría del dictamen de su colega Alito. Roberts, no obstante, sí apoyaría la ley del estado de Misisipi que prohibiría el aborto a partir de las 15 semanas de gestación y que ha hecho que el Supremo vaya a pronunciarse sobre la cuestión.

«Es hora de acatar la Constitución y devolver el tema del aborto a los representantes elegidos por el pueblo», señala el documento firmado por Alito. Al tratarse de un borrador, sin embargo, la decisión aún podría cambiar y no se espera un veredicto oficial hasta junio.

El aborto ha sido legal en todo EE.UU. desde que en 1973 el Supremo dictaminara que el Estado no tiene derecho a intervenir en la decisión de la mujer sobre su embarazo. Así, de confirmarse lo recogido en el borrador publicado este martes, el aborto no sería ilegalizado en todo el país, sino que, grosso modo y previsiblemente, los estados gobernados por los republicanos aprobarían restricciones a esta práctica mientras que en los demócratas se mantendría una situación similar a la actualmente vigente.

En la última década, numerosos estados liderados por los republicanos, como Texas, Oklahoma, Idaho, Kentucky o el propio Misisipi, han aprobado normas que esquivaban esos parámetros, con el objetivo declarado de conseguir que el Supremo revisara y anulara el precedente de hace casi medio siglo.

Relacionados

spot_img

Colaboradores