jueves, diciembre 9, 2021

El Supremo no valoró la idoneidad de Delgado como fiscal, sino solo los recursos del PP y Vox

El Alto Tribunal no entró en la cuestión de si Delgado puede ser imparcial habiendo sido ministra y diputada socialista

Los recursos del PP y Vox ante el Tribunal Supremo contra la designación de Dolores Delgado como fiscal general del Estado estaban abocados al fracaso ya que no estaban bien armados para superar el escollo de la legitimación activa de los partidos, porque no quedaba claro cuál era su interés legítimo para recurrir.

Fuentes jurídicas consultadas por Efe señalan que la desestimación de los recursos por apreciar falta de legitimación activa de ambos partidos para recurrir «era lo previsible» a la vista de la consolidada doctrina del tribunal al respecto.

Con todo, dos magistrados -José Luis Requero y Antonio Fonseca-Herrero- de los siete magistrados del tribunal han votado en contra de la decisión y han anunciado un voto particular.

La Sala de lo Contencioso Administrativo ratificó este martes el nombramiento de Dolores Delgado como fiscal general del Estado al no admitir los recursos del PP y Vox, que consideraban que no se ajustaba a los criterios de «idoneidad» e «imparcialidad» al haber sido ministra de Justicia con el PSOE y diputada socialista.

Argumentos llamativos

A falta de conocer la sentencia, que se hará pública en los próximos días, las fuentes afirman que la legitimación activa era un escollo jurídicamente difícil de salvar para ambas formaciones, que debían de ser conocedoras de la jurisprudencia de la Sala, que sigue un criterio restrictivo a la hora de admitir recursos promovidos por partidos políticos.

La Sala Tercera del Supremo requiere que para que un partido pueda recurrir acredite que sus derechos o intereses se hayan visto afectados, en este caso, con la designación de Delgado y eso «no lo hay» señalan las fuentes, que recuerdan que ya se ha denegado con anterioridad legitimación a diversos partidos en casos similares.

Por ello, añaden, llama la atención los argumentos que han expuesto PP y Vox en su recursos, los cuales no estaban bien armados para justificar un interés legítimo para recurrir, algo que ha sido más notorio en el caso del recurso de la formación que lidera Santiago Abascal ya que «el PP se ha esmerado algo más».

El PP era conocedor de ello cuando en su recurso manifestó que en este caso no se podía tener en cuenta la jurisprudencia sobre la legitimación activa de los partidos políticos, al entender que la «designación incorrecta» de Dolores Delgado es «susceptible» de afectar a los procedimientos judiciales en los que pueda estar inmerso el PP o alguno de sus miembros.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados