lunes, agosto 8, 2022

El Senado ruso autoriza a Putin a enviar tropas al extranjero

El Senado satisfizo por unanimidad la petición del presidente, que ya ordenó que las tropas rusas «ejerzan funciones de mantenimiento de la paz» en el Donbás

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, solicitó al Senado ruso la aprobación del uso de las Fuerzas Armadas rusas en el extranjero; derecho que está destinado a «establecer la paz» en el Donbás, según dijo la presidenta de la Cámara Alta, Valentina Matvienko.

«El Consejo de Federación (Senado) ha recibido una solicitud del presidente Vladímir Putin para el uso de las Fuerzas Armadas de Rusia fuera del territorio de Rusia», dijo este martes Matvienko en una declaración televisada.

Poco después, el Senado satisfizo por unanimidad la petición de Putin, quien el lunes reconoció la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania y quien ordenó en sendos decretos que tropas rusas «ejerzan funciones de mantenimiento de la paz» en el Donbás.

La jefa del Senado explicó que la aprobación está dirigida al «establecimiento de la paz» en el Donbás.

«Está dirigido a parar la sangrienta guerra civil (como denomina Rusia el conflicto armado que estalló en el este de Ucrania en 2014) y no permitir los futuros ataques contra localidades y civiles, así como crear condiciones de vida normales y garantizar la seguridad de la población», dijo.

Según la solicitud, que fue publicada por el Kremlin, Putin hizo la solicitud en virtud de los tratados de amistad, cooperación y asistencia mutua que firmó la víspera con los líderes de Donetsk y Lugansk.

El Ministerio de Defensa de Rusia denunció este martes que la situación en el este de Ucrania tiende a empeorar y que Kiev ha concentrado 60.000 militares cerca de las fronteras con las recién reconocidas repúblicas separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk.

«Las negociaciones están en un callejón sin salida. Las autoridades ucranianas han tomado el camino de la violencia y el derramamiento de sangre. En las fronteras con Donetsk y Lugansk, Ucrania ha acumulado una unidad de 60.000 militares con armamento pesado, sistemas de misiles y sistemas de lanzacohetes», dijo el viceministro de Defensa, Nikolái Pankov.

Moscú dijo este martes que no planeaba desplegar por el momento tropas en Donetsk y Lugank, pero recurriría a esta opción en caso de una amenaza para las dos partes.

«Si hay amenaza, entonces, por supuesto, prestaremos asistencia de acuerdo con el tratado que ha sido ratificado (por los parlamentarios de Rusia y las repúblicas del Donbás)», dijo el viceministro de Exteriores ruso, Andréi Rudenko.

Putin se pronuncia

Putin señaló que el envío de tropas rusas al Donbás dependerá de la situación sobre el terreno y no tiene por qué ser inmediato.

Según explicó el jefe del Kremlin en una rueda de prensa, todo dependerá del desarrollo de los acontecimientos y de la «situación en el terreno», después de que recibiera del Senado la autorización para usar las Fuerzas Armadas de Rusia en el extranjero.

«No he dicho que las tropas vayan a salir para allá ahora mismo, después de nuestro encuentro», dijo el líder ruso a periodistas.

Agregó que ahora mismo es «imposible» pronosticar lo que va a ocurrir y todo dependerá de la «situación concreta en el terreno».

Con todo, el mandatario ruso reconoció que los combates en la zona de conflicto «aún continúan» y tienden a agravarse.

Durante la rueda de prensa, que Putin ofreció tras recibir el visto bueno unánime del Senado para desplegar tropas en el extranjero, el líder ruso insistió en que Moscú reconoció este lunes la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk debido a la negativa de Kiev de cumplir los acuerdos de Minsk sobre el arreglo pacífico del conflicto.

«Los acuerdos de Minsk murieron mucho antes del reconocimiento de las repúblicas del Donbás», aseguró Putin. Agregó que «los acuerdos de Minsk ya no existen».

«El reconocimiento de ayer estuvo dictado por la negativa pública de las autoridades de Kiev de cumplir esos acuerdos», recalcó y agregó que Rusia abogó durante muchos años por negociaciones para resolver el asunto del Donbás sin que estas tuvieran algún resultado.

En este sentido, lamentó que Europa no pudiera influir en Kiev para que cumpliera con sus compromisos en el marco de los acuerdos de Minsk, por lo que Rusia «se vio obligada a tomar la decisión» sobre el reconocimiento de los separatistas del Donbás.

Al ser preguntado sobre si Rusia puede estar del lado del bien y hacer uso de la fuerza, Putin dijo: «¿Y por qué el bien debe ser siempre impotente? Yo no estoy de acuerdo. El bien debe poder defenderse. Nosotros partimos de eso».

Fuente: EFE

Artículos relacionados