lunes, agosto 8, 2022

El PSOE rechaza la propuesta de Vox de elevar el gasto militar después de que Sánchez anunciase su subida

El partido del Gobierno ha declinado la iniciativa pese a la petición de los socios europeos, la OTAN y la promesa de Sánchez de alcanzar ese objetivo

PSOE y Unidas Podemos, junto a sus socios parlamentarios, se han posicionado en contra de una iniciativa de Vox para aumentar el gasto militar hasta el 2 por ciento del PIB, como le piden sus socios europeos y de la OTAN, pese a que Pedro Sánchez ya anunció su intención de cumplir con este objetivo.

La mayoría de la cámara ha votado en contra de la toma en consideración de la proposición de ley para aumentar progresivamente el porcentaje del PIB destinado a la financiación de la Defensa nacional, así como a acabar con la salida de las Fuerzas Armadas de los soldados de tropa y marinería a los 45 años.

En su defensa de la iniciativa, Vox ha dicho que urge «redefinir el papel de las fuerzas armadas» vistas en los últimos años como «una ONG de uniforme por un mal entendido pacifismo«, y eso pasa por alcanzar el 2% del PIB para cumplir nuestros compromisos internacionales, para lo que «bastaría invertir en Defensa lo mismo que gastamos en políticas de igualdad de género».

Además, ha pedido acabar con la temporalidad y una mejor remuneración para los soldados, «condenados a la precariedad laboral» y «abandonados» por PP y PSOE para convertir «la carrera militar en una opción atractiva para nuestros jóvenes».

Su iniciativa tan solo ha contado con el apoyo de Foro que la ve «absolutamente prioritaria» y de Ciudadanos que enfatiza que «esta votación va de si se está de verdad con nuestros soldados o no».

El resto de la cámara se ha posicionado en contra, incluido el PSOE, pese a que Sánchez se ha comprometido a alcanzar ese 2%, como han recordado los socialistas, que, sin embargo, han justificado su negativa en que precisamente «esto no es lo que se vota hoy».

Han señalado que la temporalidad es un modelo común en los ejércitos de nuestro entorno y han negado que los soldados sean abandonados por el Estado llegados los 45 años ya que pueden acceder a reservistas con derechos a varias prestaciones económicas.

Precisamente, sus socios de Gobierno sí creen que existe «un problema sin resolver en las Fuerzas Armadas como la temporalidad, que deja tirados a militares con 45 años y les aboca a la indigencia laboral» si bien ha rechazado la propuesta por su «demagogia, populismo y postureo» sin apenas alusiones al aumento del gasto militar, cuyo rechazo es de sobra conocido.

Desde el PP, en un discurso técnico y crítico con el texto, han recordado que «la política de defensa es política de estado» y que es importante «escuchar a los profesionales» ya que «la adopción de decisiones de carácter populista sin más fundamento que el de dar la satisfacción a un determinado sector profesional, sin tener en cuenta las necesidades operativas, no es responsable«.

Más duros han sido los grupos minoritarios como el PNV, que ha hablado de «ensoñaciones castrenses con adornados discursos de reconquista», y otros como ERC, BNG y Compromís han preguntado a Vox que de dónde recortarían el dinero para destinarlo a Defensa si están en contra de aumentar impuestos, por lo que su «propuesta es engañosa para quedar bien» con las tropas.

Fuente: EFE

Artículos relacionados