domingo, diciembre 4, 2022
domingo, diciembre 4, 2022

El PSOE planteará la prostitución y los vientres de alquiler como delito europeo

Para los socialistas, la prostitución «está relacionada con la violencia, la marginación, la dificultad económica y la cultura sexista y patriarcal»

El PSOE va a plantear incluir la prostitución y los vientres de alquiler como delito europeo, dentro de la propuesta formulada recientemente por el Parlamento de la Unión Europea para considerar como tal la violencia de género.

El Parlamento Europeo reclamó el pasado mes de septiembre a la Comisión y al Consejo hacer una propuesta para tipificar la violencia contra las mujeres como crimen en todos los códigos penales europeos con unos estándares mínimos comunes, como ocurre ya con el terrorismo o la trata de seres humanos.

El PSOE, que votó a favor de esta iniciativa, ha anunciado ahora su intención de seguir «trabajando para incluir en este marco la prostitución y los vientres de alquiler», según las resoluciones definitivas del 40 Congreso Federal del partido celebrado a mediados de octubre en Valencia pero que se han publicado recientemente.

En su opinión, la violencia contra las mujeres «es uno de los mayores desafíos que tenemos como país y se manifiesta de múltiples formas», tal y como recoge el mismo texto.

Para los socialistas, la prostitución es «una vulneración de los derechos humanos que está relacionada con la violencia, la marginación, la dificultad económica y la cultura sexista y patriarcal», por lo que defiende también una «ley integral» para su «abolición» en España.

El objetivo del PSOE con esta ley es acabar con la prostitución, ofrecer una «respuesta integral para las mujeres que han sido víctimas» y poner el foco «en quienes acuden a la prostitución y en quienes se lucran de ella, sancionando la demanda y persiguiendo penalmente todas las formas de proxenetismo», así como a quien se lucre con el alquiler de locales para ejercerla (la terceríalocativa).

«El PSOE como partido abolicionista debe, de nuevo, ser el impulsor del necesario consenso político y social en nuestro país, y en colaboración con el resto de Europa que permita el trabajo coordinado para la erradicación de la trata con fines de explotación sexual y la prostitución», añade.

Además, el PSOE alerta de «la naturalización de la mercantilización de los cuerpos de las mujeres que adquieren nuevas formas que no son socialmente asumidas como prostitución y la blanquean», como asegura que ocurre con el «sugardaddismo» (basado en el «mito de la libre elección») y los vientres de alquiler.

En concreto, sobre los vientres de alquiler los socialistas dicen que suponen «la explotación reproductiva de las mujeres» y por eso lo consideran una forma de violencia de género. Por otra parte, en las resoluciones del 40 Congreso Federal el PSOE opta por usar en muchas ocasiones el término sexo en lugar de género para hablar de discriminación.

De esta forma, atiende parcialmente a las demandas planteadas en las enmiendas por algunas feministas que pedían usar el término sexo en lugar de género, al considerar este último «una herramienta de análisis que no tiene realidad material».

El PSOE cambia finalmente las siglas LGTBI+ (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, intersexuales y otros casos como queer) por LGTBI, como pidieron también algunas feministas en sus enmiendas, aunque no atiende a las demandas planteadas para modificar el término trans por transexual.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores