domingo, marzo 3, 2024
domingo, marzo 3, 2024

El PSOE no oculta su ataque a la separación de poderes: Fernández de la Vega cree que los jueces deben rendir cuentas al Parlamento

La exvicepresidenta socialista, Fernández de la Vega, ha lamentado que el poder judicial quiera «instrumentalizarse» por parte un sector conservador de la magistratura

La consejera de Estado y exvicepresidenta del Gobierno socialista, María Teresa Fernández de la Vega, ha apostado por «reforzar» el modelo que rige el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que los jueces rindan más cuentas al Parlamento.

Durante una jornada parlamentaria en el Congreso para debatir con un grupo de jóvenes sobre los valores constitucionales y los liderazgos en la Europa del siglo XXI, De la Vega ha lamentado que el poder judicial quiera «instrumentalizarse» por parte un sector conservador de la magistratura.

«El poder judicial es la clave de la bóveda del Estado de Derecho y ahí hay que avanzar más», ha dicho tras reconocer que actualmente hay un «conflicto» que antes no existía y que ha provocado la paralización de la renovación del CGPJ, ya que hay una parte que «no quiere parlamentarizar el poder judicial…y que considera que si van a rendir cuentas al Congreso están dirigidos por los partidos políticos».

«Pero no es verdad. Los partidos políticos no mandan en el poder judicial», ha dicho tras incidir en que su independencia «no está en cuestión» aunque cree que el CGPJ debe verse reforzado porque los jueces deben rendir cuentas al Parlamento, al menos una o dos veces al año.

La consejera de Estado ha defendido durante su intervención el actual texto constitucional, que reconfortó en 1978 «a muchos millones de españoles» y que propugna la libertad, la igualdad y el pluralismo político y aunque ha considerado que «en estos momentos el ambiente político» en el Parlamento no ayuda a una reforma constitucional, sí ha defendido que podría producirse con consenso.

«Claro que es modificable y debe ser modificable, pero antes hay que tener un consenso y un acuerdo. Se puede hacer alguna modificación, no una global, eso no es necesario; pero sí en torno a cuatro o cinco ámbitos», ha dicho.

En este sentido, ha puntualizado que el clima de crispación que se vive últimamente en el Congreso no da la mejor lección para que parezca que estamos en disposición a ninguna modificación, y ha instado a todos los partidos a «hacer un esfuerzo para tratar de aproximar posiciones y no para ganar sino para mejorar».

«Sentarnos para abordar un diálogo sosegado y abierto con el fin llegar a un acuerdo, sin hablar de escaños», ha incidido tras mostrarse favorable a crear, incluso a participar, en este grupo de estudio.

La jornada ha sido presentada por el que fuera secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, que durante el debate también se ha mostrado partidario de «reducir el nivel de agresión» que hay actualmente en el Parlamento y de modificar la Constitución en algunos puntos, «no para empezar de nuevo».

Durán y Lleida ha considerado, por su parte, que «hoy el poder legislativo no controla al Ejecutivo sino que es el Ejecutivo el que controla al legislativo».

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores