martes, julio 16, 2024
martes, julio 16, 2024

El progresista Conde-Pumpido, elegido presidente del Tribunal Constitucional

Se ha impuesto en la votación a María Luisa Balaguer, la otra candidata del sector progresista, e Inmaculada Montalbán será la vicepresidenta

Después de la odisea para su renovación, el Tribunal Constitucional ya tiene nuevo presidente. Se trata del ex fiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido, que ha sido elegido gracias al voto del resto del sector progresista, a excepción del de María Luisa Balaguer, que ha intentado hasta el final ganar el apoyo de sus colegas, sin éxito.

Conde-Pumpido culmina así una carrera de vértigo en la alta judicatura española en la que lo ha sido todo tras abrirse paso en una insigne familia de juristas y forjarse como juez en la Audiencia de San Sebastián en los años de plomo de ETA, los más violentos de la banda, y la respuesta de la guerra sucia de los GAL.

El nuevo presidente del Constitucional es un magistrado que genera tanta crítica como admiración en el sector, pero del que nadie cuestiona su incuestionable talla jurídica pese a su simpatía con el PSOE.

El fiscal general de Zapatero

Pero también ocho años en los que se batió contra no pocas acusaciones del PP que reclamó su dimisión por distintos asuntos y que le granjearon el recelo y la oposición de ciertos sectores del mundo judicial, que ven en él no a un jurista progresista o de izquierdas, sino a un hombre fuerte del partido socialista en la judicatura.

Su capacidad de liderazgo y de gestión está fuera de toda duda, como su talla jurídica forjada a los largo de cuatro décadas y su solvencia como jurista especializado en derecho penal, pero la sombra del PSOE sigue resultado demasiado alargada para algunos compañeros de profesión cuando su nombre sale a la palestra, hasta el punto de considerarle un estratega que maneja la agenda política.

Esa vinculación todavía le persigue y prueba de ello es que los vocales conservadores del CGPJ no ocultan que vetaron recientemente al magistrado José Manuel Bandrés para el Constitucional para frustrar la aspiración de Conde Pumpido de presidir el TC, ya que el voto de aquel se antojaba crucial para el desenlace. Sin éxito.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores