martes, agosto 9, 2022

El PP se desmarca de Vox y vota ‘no’ a la fallida moción de censura

El Congreso de los Diputados ha rechazado la moción de censura contra el Gobierno de Pedro Sánchez presentada por el Grupo Parlamentario de Vox. La formación de Santiago Abascal, candidato alternativo a la presidencia, se ha quedado sola en apoyar la moción; el resto de grupos han votado en contra, incluido el Partido Popular.

La postura del PP era precisamente la gran incógnita del debate, ya que esta se ha mantenido en secreto hasta que su presidente, Pablo Casado, la ha anunciado desde la tribuna. El líder popular ha roto definitivamente con Vox y le ha dicho a Santiago Abascal que «ya forma parte del problema de España». «Hoy Sánchez saldrá de este coso a hombros de los diputados de Vox y con su tendido ovacionándole. Vaya capote le ha echado y vaya bajonazo con el que remata la faena. Quería cortar las dos orejas del PP y ha terminado de monosabio de Pablo Iglesias», ha añadido Casado.

Por su parte, Santiago Abascal ha dicho haberse quedado «absolutamente perplejo» ante la intervención de Casado y ha acusado al líder popular de ser «equidistante» entre Vox y el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos. Además, se ha quejado de que Casado ha hecho una «brutal caricatura de Vox».

Después del rifirrafe entre Casado y Abascal, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, se ha dirigido al líder del PP: «Creo que es usted consciente, señor Casado, de que esta no es una moción de censura contra el Gobierno, sino contra usted. Yo siempre le he tenido, y se lo mantengo, un enorme respeto intelectual. Hoy ha hecho usted aquí un discurso político brillante», le ha dicho Iglesias a Casado, «pero es un discurso que llega tarde», ha añadido.

Antes de la votación, el pleno ha terminado con otra sorpresa, el ofrecimiento del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Pablo Casado de «detener el reloj de la reforma del Consejo General del Poder Judicial para poder llegar a un acuerdo» con el Partido Popular.

El resultado de la votación, en la que una buena parte de diputados han participado telemáticamente, ha quedado finalmente en los 52 apoyos de Vox y el resto de sufragios en contra. Pese a la especulación de las últimas semanas, la diputada del PP y exportavoz del Grupo Parlamentario Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, no ha roto la disciplina de voto y tampoco ha apoyado la moción.

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel