jueves, diciembre 1, 2022
jueves, diciembre 1, 2022

El PP logra no necesitar a Vox en las primeras elecciones con Feijóo como líder

Los populares se centran ahora en extrapolar su gran resultado en Andalucía a las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2023

Alberto Núñez Feijóo ha iniciado su liderazgo al frente del PP pidiendo recuperar las mayorías de José María Aznar y Mariano Rajoy y en su estreno como presidente del partido en unas elecciones, las andaluzas, Juanma Moreno ha obtenido mayoría absoluta, logrando para el PP un resultado que sólo retenía en Galicia, y que deja a Vox sin influencia.

Durante toda la campaña electoral, tanto el candidato como el líder del PP han mantenido tensionados a sus votantes y han pedido el respaldo suficiente para gobernar en solitario. Sostenían que la mayoría absoluta era «muy improbable» mientras llamaban al voto útil, a unir al centroderecha y apelaban además al votante decepcionado con Pedro Sánchez.

El objetivo declarado era emular la victoria de Isabel Díaz Ayuso en Madrid, que se quedó a cuatro de la mayoría absoluta y tiene a Vox como socio externo, aunque la dirección nacional del PP ya deslizaba el viernes que el madrileño no era el único símil posible, que Moreno tenía posibilidad de lograr triunfos como los de Feijóo.

Pidió Feijóo «una mayoría amplia, estable y contundente, como en Galicia» y la ha logrado Moreno: 58 escaños, tres por encima de la mayoría absoluta y un 43% de apoyo. Desde que los barones apartaron a Pablo Casado del mando de la formación, el presidente andaluz era ya el dirigente territorial con mayor peso, que se confirma ahora con galones.

El PP desactiva a Vox y mira a mayo de 2023

Moderación, gestión y centralidad han servido para construir la primera mayoría absoluta del PP en Andalucía. Ha habido efecto Feijóo y también efecto Moreno y así lo reconocen los dirigentes consultados, que no esconden su euforia por un resultado histórico, que sube el listón ante las futuras elecciones municipales y autonómicas.

Con Feijóo en la séptima planta de Génova y tras cuatro años de gobierno de Moreno, el PP celebra que la izquierda haya obtenido el peor resultado de su historia, con 37 escaños y apenas un 36,34% de los votos, en el que es su feudo tradicional y la autonomía más poblada de España.

Además, pese a tener como candidata a Macarena Olona, uno de sus principales activos, Vox solo ha sumado dos escaños a los 12 con los que despuntó en 2018 en Andalucía y no solo no gobernará, si no que no tiene capacidad para condicionar con sus votos las políticas del PP. Con Ciudadanos fuera del mapa, el PP avanza en la reunificación del centroderecha, que además ensancha su espacio.

Los populares se ponen ahora a trabajar en extrapolar el inédito resultado en Andalucía a las autonomías y los ayuntamientos, que supondrán en la primavera de 2023 la segunda prueba de fuego de Feijóo antes de las elecciones generales, a expensas de que el mal resultado del PSOE pueda provocar movimientos inesperados en Moncloa.

Fuente: María López (EFE).

Relacionados

spot_img

Colaboradores