sábado, octubre 23, 2021

El Parlamento cubano rechaza la resolución sobre derechos humanos de la Eurocámara

La presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales niega que la Eurocámara tenga autoridad para tratar asuntos internos del país

La Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP, Parlamento unicameral) de Cuba rechazó «enérgicamente» este jueves una resolución del Parlamento Europeo (PE) que exige a la Unión Europea (UE) la adopción de sanciones contra presuntos responsables de «violaciones de derechos humanos» en la isla.

«Rechazamos enérgicamente nueva espuria resolución del Parlamento Europeo», expresó la presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional cubana, Yolanda Ferrer, en su cuenta de Twitter.

La diputada también afirmó en su mensaje que «Cuba no le concede autoridad moral alguna (a la Eurocámara) para pronunciarse, juzgar y mentir sobre asuntos internos que solo competen a nuestro país».

La resolución aprobada hoy por la Eurocámara condena «la violencia y represión extremas contra manifestantes, defensores de derechos humanos, periodistas independientes, artistas, disidentes y líderes políticos de la oposición por parte del Gobierno cubano» a raíz de las protestas antigubernamentales del pasado 11 de julio en la isla.

Asimismo insta al Consejo de la UE, que reúne a los Estados miembros, a adoptar sanciones «contra aquellos responsables de violaciones de derechos humanos en Cuba tan pronto como sea posible» y pide que para ello se utilice el nuevo régimen de medidas restrictivas de la UE por violaciones de los derechos humanos.

El texto, impulsado por el grupo conservador del Partido Popular Europeo, los liberales y eurodiputados de extrema derecha, salió adelante en el pleno con 426 votos a favor, 146 en contra y 115 abstenciones.

Los eurodiputados «lamentan» que «la situación de la democracia no ha mejorado y el deterioro de la situación de los derechos humanos en Cuba solo ha empeorado» pese a haberse adoptado el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC) entre la UE y Cuba que entró en vigor en 2017.

El mes de junio pasado, el PE aprobó otra resolución -también promovida por el grupo conservador del Partido Popular Europeo junto a los liberales y eurodiputados de extrema derecha- en la que señalaron que Cuba «no ha registrado avances concretos» en materia de derechos humanos.

Fuente: EFE

Artículos relacionados