lunes, abril 15, 2024
lunes, abril 15, 2024

El Papa Francisco asegura que su renuncia en caso de impedimento médico lleva firmada más de 9 años

En una entrevista con ABC, el Sumo Pontífice también ha hablado sobre su lucha contra los abusos sexuales y la situación en Cataluña

El Papa ha revelado que firmó su renuncia en caso de impedimento médico hace más de 9 años, cuando el cardenal italiano Tarcisio Bertone era el Secretario de Estado del Vaticano antes de que le sustituyera Pietro Parolin el 15 de octubre de 2013. «Yo ya he firmado mi renuncia. Era Tarcisio Bertone el secretario de Estado. Yo la firmé y le dije: ‘En caso de impedimento por cuestiones médicas o qué sé yo, acá está mi renuncia. Ya la tienen’. No sé a quién se la habrá dado el cardenal Bertone, pero se la di cuando era secretario de Estado«, ha declarado el Papa en una entrevista publicada por el diario ABC este domingo.

Francisco también ha hablado sobre su lucha contra los abusos sexuales y, en concreto, ha explicado por qué después de reunirse con una víctima del colegio Gaztelueta en Bilbao decidió reabrir ese caso de abusos en España. «La víctima me contó su historia y que no había recibido respuesta del juicio en el Vaticano. Llegué acá e hice revisar. Había habido juicio, pero como había tenido sentencia civil, se contentaron con eso y no procedieron. Por eso, nombré un tribunal, presidido por el obispo de Teruel, y está en marcha la cosa. No le sé decir en qué estadio está, pero sé que está en buenas manos», ha señalado Francisco.

El Pontífice ha asegurado que no es el único caso reabierto: «Hay otro caso de un sacerdote español. El proceso estaba empezado, pero se había extraviado. Lo pasé a la Rota española. Y el presidente de la Rota lo está llevando adelante. Los hemos reabierto sin ningún escrúpulo».

Para Francisco «no depende sólo» del trabajo de la Iglesia en este campo «que se logre o no se logre el perdón». «Pero hay una cosa que quiero decir. Hay que interpretar los problemas con la hermenéutica de su época. Como hacemos con la esclavitud. En aquella época discutían sobre si los esclavos tenían alma o no tenían alma. Es injusto juzgar una situación antigua con la hermenéutica de hoy. La hermenéutica de antes era esconder todo, como por desgracia ahora se hace en algunos sectores de la sociedad, como las familias y los barrios», ha manifestado. Sobre los encubrimientos de otras épocas, el Papa ha destacado que es «un progreso de la humanidad que se va haciendo cargo cada vez más de cuestiones morales que no tienen que subsistir así».

«Valentía» de Benedicto XVI

El Papa ha atribuido los avances a «la valentía» de Benedicto XVI. «Según estadísticas, entre el 42 y el 46% de los abusos se producen en ámbito familiar o barrial, y se tapan. Nosotros hacíamos lo mismo hasta que saltaron los escándalos en Boston en torno a 2002. ¿Por qué? Mi explicación es esta: no hay fuerza suficiente para encararlos. Ojo, comprendo que no sepan cómo encararlos, pero no los justifico. Primero la Iglesia los tapaba, luego tuvo la gracia de ampliar la mirada y de decir ‘no’, hasta las últimas consecuencias», ha subrayado.

Sin embargo, considera un «misterio» la vídeo-pornografía con menores, que se produce en vivo. «¿Dónde se produce? ¿En qué país? No se sabe. ¿Quién tapa todo eso? Allí habría que llamar la atención a los responsables de la sociedad. ¿Con qué cobertura siguen actuando los grupos que filman pornografía infantil? Es un grito de auxilio», se ha preguntado.

Sobre la situación en Ucrania, dice: «Hacemos lo que podemos. No hacen caso. Lo que pasa en Ucrania es de terror. Hay una crueldad enorme. Esto sí que es gravísimo y es lo que continuamente denuncio».

Cataluña

«España no es el único caso en el mundo. Cada país tiene que buscar su camino histórico para resolver estos problemas. No hay una única solución. Algunas zonas han obtenido estatutos preferenciales como modo para resolver estos problemas y en otras se hicieron divisiones, y surgió un país nuevo. Ahora, ¿este es el tiempo de la solución definitiva para Cataluña? No lo sé. Eso ustedes lo tienen que decir. Hace un par de años vimos el coraje de dos primeros ministros para solucionar el problema en Macedonia, Macedonia del Norte. En Italia tenemos una zona al norte, el Alto Adigio, con un estatuto propio, se habla alemán e italiano…. Los ingleses resolvieron ‘a la inglesa’ las solicitudes de Escocia», ha reconocido también el Santo Padre.

«No es un problema original. Eso sucedió a lo largo de la historia y en la historia contemporánea, y muchas veces en otros países lo han resuelto totalmente o parcialmente. Quizás se tarden años o décadas en resolverlo. Pero busquen la manera de resolverlo«, asevera también Francisco, que añade: «La Iglesia tiene que estar encarnada. Si no está encarnada no va bien, tiene que acompañar a su pueblo. Lo que no puede la Iglesia es hacer propaganda por un lado o por otro, sino acompañar al pueblo para que encuentre una solución definitiva».

Fuente: El Liberal / Agencias

Relacionados

spot_img

Colaboradores