martes, agosto 9, 2022

El origen del coronavirus en un laboratorio de Wuhan: cómo la teoría “conspiratoria” ha pasado a ser una hipótesis

La teoría de la fuga en el laboratorio

Durante muchos meses la teoría de que el coronavirus podría haber salido de un laboratorio en Wuhan, era visto como una teoría conspiratoria, sin embargo, Estados Unidos considera esta idea como algo que no se puede descartar.

Contexto

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó en mayo a los servicios de inteligencia aumentar los esfuerzos para investigar los orígenes de la pandemia. Dicha orden incluía examinar la teoría de que el virus provino de un laboratorio, algo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que era «extremadamente improbable». O, por el contrario, si había surgido del contacto humano con un animal infectado.

El covid-19 fue detectado por primera vez en Wuhan a finales de 2019. Las especulaciones comenzaron sobre la posibilidad de que el virus hubiera surgido en el Instituto de Virología de Wuhan, uno de los principales laboratorios de investigación de China. Una teoría apoyada, entre otros, por el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Instituto de Virología de Wuhan.

Unos meses más tarde, concretamente en abril de 2020, salieron a la luz unos informes del Departamento de Estado de Estados Unidos, que parecían alimentar la hipótesis. Los escritos aseguraban que los funcionarios de la embajada estaban “preocupados” por la bioseguridad allí.

China desestimó este tipo de señalamientos, y durante mucho tiempo no permitió la realización de una investigación internacional in situHasta inicios de este 2021, cuando un equipo de investigadores enviados por la OMS elaboró un informe junto a científicos chinos en el que señalaban que era “extremadamente improbable” que el virus hubiera surgido en un laboratorio. Aún así, el informe tampoco alcanzaba una conclusión definitiva sobre el origen del virus.

Muchos especialistas mostraron su rechazo ante este informe basándose por un lado en lo tarde que se estaba realizando la investigación y por otro, en las limitaciones impuestas por Pekín para su ejecución.

Investigadoras en el laboratorio de Wuhan.

¿Qué ha cambiado para que la idea sea investigada?

Varios factores han confluido para que la idea de que el coronavirus salió de un laboratorio en Wuhan pasara de ser considerada una teoría conspirativa a convertirse en una hipótesis. Aún así todos los elementos descubiertos hasta ahora no son suficientes para demostrar que el coronavirus se originó en un laboratorio de China.

Uno de ellos fue el pasado 14 de mayo, cuando un grupo de 18 científicos de reconocidas universidades como Harvard, Yale, Stanford y Cambridge publicaron una carta en la revista ‘Science’ en el que cuestionaban directamente los resultados de la investigación conjunta entre la OMS y China. En su escrito pedían también una “investigación apropiada” sobre el origen del virus.

Una semana más tarde, ‘The Wall Street Journal’ publicó una noticia basada en informes atribuidos a fuentes de inteligencia en donde se afirmaba que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan fueron ingresados en un hospital en noviembre de 2019, varias semanas antes de que China reconociera oficialmente el primer caso del nuevo virus en el país. La fecha (noviembre de 2019) no era nueva, ya que algunos investigadores habían afirmado previamente que fue cuando el virus empezó a circular, por lo que dicho informe apoyaría esta teoría.

El laboratorio de Wuhan se encuentra a unos pocos kilómetros del mercado de Huanan, donde se localizó el primer foco de infecciones en Wuhan. Quienes apoyan esta teoría aseguran que el virus podría haberse escapado del laboratorio y haber llegado al mercado.

Mercado de Huanan.
Mercado de Huanan.

Otro de los factores que ha motivado la consolidación de esta teoría es que el principal asesor médico de la Casa Blanca, Anthony Fauci, en un primer momento afirmó públicamente que creía que el virus había saltado de animales a humanos. Sin embargo, tiempo después admitió no estar seguro de que el nuevo virus se hubiera desarrollado de forma natural.

‘The Wall Street Journal’ publicó a finales de mayo otro elemento que vincula al laboratorio de Wuhan el posible origen del coronavirus. Según el diario, el 2012, hubo seis trabajadores que enfermaron mientras limpiaban heces de murciélago en una mina de la provincia de Yunnan. Tres de ellos fallecieron. Esto motivó que expertos del Instituto de Virología de Wuhan fuesen enviados al lugar para investigar. Allí recopilaron muestras de los murciélagos de la mina e identificaron varios tipos de coronavirus.

¿Por qué los murciélagos transmiten tantos virus?

Los murciélagos ya han sido el origen de otras epidemias. Son un reservorio natural de virus, como el de el de la rabia y los de Marburg, Nipah y Hendra, que han generado brotes en África, Malasia, Bangladesh y Australia. También se cree que el Ébola se originó en los murciélagos, así como el SARS y el MERS.

Pese a que otros animales como los roedores, los primates y los pájaros también transmiten enfermedades al ser humano, el caso de los murciélagos es particularmente peligroso por dos motivos.

Uno de ellos es que su tolerancia a los virus supera a la de otros mamíferos. Parte de la razón que lo explica es que, como son los únicos mamíferos voladores, estos animales han desarrollado una rara habilidad para combatir los virus y les ha permitido que su sistema inmunológico se vuelva más especializado y, en consecuencia, puedan vivir con varios tipos de virus sin que les pase nada (excepto con el virus de la rabia, que sí les afecta).

Venta de murciélagos en el mercado de Huanan.

Los murciélagos duermen prácticamente todo el día, por tanto, tienen unas constantes vitales muy bajas. Pero de noche, cuando vuelan, gastan mucha energía y tienen un metabolismo mucho más activo que el de los humanos. Además, las células del cuerpo se les rompen y sueltan pequeños trozos de ADN que salen «flotando» a lugares donde no deberían estar.

Además, el hecho de que vuelen contribuye a que esparzan las enfermedades de forma más eficaz, especialmente a través de sus heces.

Otro motivo por el que estos mamíferos son tan peligrosos es el hecho de que son una especie muy numerosa, representan una cuarta parte de los mamíferos y únicamente los roedores los superan en cantidad. Y están en todos lados, de hecho, el único continente que no tiene murciélagos es la Antártida.

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel