domingo, diciembre 4, 2022
domingo, diciembre 4, 2022

El nuevo semáforo COVID obligatorio propone los cierres perimetrales para las comunidades en riesgo alto y muy alto

Las medidas acordadas sobre la hostelería y el ocio nocturno, entre otros asuntos, llevan a pasar por alto que el acuerdo ratificado por el BOE incluye este punto

El Consejo Interterritorial de Salud de esta semana ha traído consigo, sobre todo, novedades en cuanto al ocio nocturno y la hostelería. Por un lado, las discotecas podrán abrir hasta las 2 de la madrugada, con posible ampliación de su horario hasta las 3 (en ambos casos, siempre y cuando la situación epidemiológica del territorio en concreto sea buena). Por otro, los bares y restaurantes tendrán que cerrar, sí o sí y en cualquier lugar de España, a la 1 de la mañana.

Es lo más reseñable de las medidas ratificadas por el BOE este sábado, entre las que también hay normativa aplicable a eventos y actividades multitudinarias no ordinarias, vacunación, el Estudio Nacional de Seroprevalencia, los cribados en población asintomática, la coordinación con las Entidades Locales y el consumo de tabaco y productos relacionados. O, al menos, eso parece.

Es muy posible que lo más relevante de lo contenido en el apartado sanitario del último Boletín Oficial del Estado sea la siguiente frase: “El Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en su reunión de 2 de junio de 2021, ha aprobado el Acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud sobre la Declaración de Actuaciones Coordinadas en salud pública frente a la COVID-19”.

Un acuerdo sin consenso, porque Cataluña, Galicia, Andalucía, Madrid y Murcia votaron en contra, Castilla y León y Melilla se abstuvieron y País Vasco, directamente, no participó en la votación. Pero acuerdo, al fin y al cabo y que “obliga a todas las comunidades y ciudades con estatuto de autonomía, con independencia del sentido de su voto” a cumplir la declaración de actuaciones coordinadas, para Sanidad. ¿Traducción? Hay un nuevo semáforo COVID de cara al verano, que deja sin efecto los anteriores y que sí puede generar quebraderos de cabeza mayores a los que estamos acostumbrados del pasado 9 de mayo en adelante.

La mayor severidad restrictiva podría llegar ante los niveles de riesgo alto y muy alto. Es decir, el 3, que implica “transmisión comunitaria sostenida y de difícil control con presión alta sobre el sistema sanitario”, y el 4, que conlleva “transmisión comunitaria no controlada y sostenida y que puede exceder o excede las capacidades de respuesta del sistema sanitario”. Es en estas circunstancias cuando Sanidad propone recuperar los cierres perimetrales.

La suya es una “propuesta de actuaciones de respuesta”, pero el semáforo no engaña en su apartado de movilidad. Ante riesgo alto y muy alto, se habla de “limitar las entradas y salidas del área territorial evaluada excepto para actividades esenciales” y también de “recomendar a la población salir del domicilio sólo lo necesario, evitando los espacios cerrados en los que se desarrollan actividades incompatibles con el uso de mascarillas y concurren muchas personas”.

Reuniones, hostelería y ocio nocturno, también muy afectados

Las relaciones sociales y familiares también se verían muy afectadas si las Comunidades Autónomas adoptasen las propuestas de Sanidad ante las peores situaciones epidemiológicas. Para el nivel 3, “limitar al máximo los contactos sociales fuera de los GCE (Grupos de Convivencia Estable), reuniones hasta un máximo de 4 personas, salvo para los GCE, e insistir en que se mantengan las medidas de distanciamiento e higiene y prevención y recomendación de permanecer en el domicilio”. Para el 4, “reuniones en el ámbito público de máximo de 4 personas (salvo para los grupos de convivencia) y reuniones en el ámbito privado (domicilios) que se limitarán solo a convivientes”.

Entre otras tantas medidas (trabajo, transporte, lugares de culto, residencias, centros educativos, deporte y un largo etcétera), también se podría cerrar el interior de bares y restaurantes ante los niveles 3 y 4 del semáforo. Además, las discotecas podrían no abrir en ningún caso llegados a este punto.

¿Puede pasar todo esto? “La decisión sobre qué medidas y cuándo aplicarlas será tomada por las comunidades autónomas y se pondrá en conocimiento del Ministerio de Sanidad”. Por tanto, sí, aunque no sea obligatorio que suceda. Otra cuestión es el dónde: ahora mismo, sólo La Rioja y País Vasco cumplirían los parámetros para llevar las restricciones a cotas mucho mayores.

No obstante, hay que recalcar que el sí al nuevo semáforo del Ministerio sólo llegó por parte del Gobierno riojano, con el Ejecutivo vasco negándose incluso a votarlo. Es por eso que en el primer caso se va a esperar hasta el próximo martes para decidir si se adapta la nueva normativa y si se aplican o no restricciones tan severas como las propuestas por Sanidad. Sin olvidar que tampoco sería descartable, si el aparato restrictivo va a mayores, el lío a nivel jurídico.

Por tanto, este nuevo BOE es mucho más relevante de lo que parece. Sobre todo, en el caso de que se aplique al dedillo el semáforo validado a nivel estatal desde ya. Cuyos puntos están acordados, según Moncloa, y que generaría (una vez más) polémica.

Relacionados

spot_img

Colaboradores