miércoles, agosto 10, 2022

El nuevo CEO de Twitter: un promotor de la «conversación pública sana» por encima de la libertad de expresión

Parag Agrawal ha encabezado la ofensiva de la red social contra la desinformación durante los últimos cuatro años

Twitter anunció este lunes la salida de su máximo ejecutivo y fundador, Jack Dorsey, que será sustituido de inmediato por el actual jefe tecnológico de la empresa, Parag Agrawal, tras meses de tensiones con algunos de sus grandes inversores.

Para sustituir a su fundador, Twitter ha optado por un perfil de la casa, y es que Agrawal, tal y como explicó él mismo en su perfil de la red social, se unió a la compañía hace diez años, cuando la empresa tenía menos de mil empleados.

Agrawal es un relativamente desconocido ingeniero informático que ha estado durante los últimos cuatro años al frente de la división tecnológica de Twitter. Desde ese puesto ha encabezado la ofensiva de la red social contra la desinformación, especialmente durante la pandemia y las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 en Estados Unidos.

Suspensión de la cuenta de Trump

En una entrevista en noviembre de 2020, Agrawal fue preguntado sobre cómo equilibrar la lucha contra la desinformación con la protección de la primera enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que consagra la libertad de expresión. El nuevo CEO de Twitter respondió que su papel no implicaba regirse por la primera enmienda, sino «servir a una conversación pública sana». Agrawal explicaba que su departamento no se centra en la libertad de expresión, sino «en pensar sobre cómo los tiempos han cambiado».

En este sentido, Agrawal fue el máximo responsable de las advertencias que Twitter incluía junto a los mensajes del expresidente estadounidense Donald Trump, tanto en relación al covid como a sus alegaciones de fraude en las elecciones.

Este proceso acabó derivando en la suspensión definitiva de la cuenta del exmandatario tras el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021. Twitter consideró que Trump había «incitado a la violencia».

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel