domingo, marzo 7, 2021

El monumento a los Tercios en Madrid, que realizará el escultor Salvador Amaya, busca financiación

El proyecto, en el que también participa el pintor Augusto Ferrer-Dalmau, cuenta con un gran apoyo popular y con el del Ayuntamiento

Si Alejandro Magno llegó hasta la India, fue gracias a sus legendarias falanges macedonias. Si Roma mantuvo durante siglos los dominios más extensos del mundo conocido, fue gracias a sus legiones. Y si España, fue durante trescientos años un imperio donde «no se ponía el sol», fue gracias a los Tercios.

Estos famosos cuerpos de infantería tuvieron origen en las campañas italianas de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, y en la Guerra de Granada, durante el reinado de los Reyes Católicos. Aunque no sería hasta 1534 cuando se constituirían oficialmente los primeros contingentes, que más tarde se llamarían los Tercios Viejos, los de Milán, Nápoles, Sicilia y Cerdeña.

Los Tercios fueron los primeros cuerpos de infantería de marina de la historia y gracias a ellos los Austrias mantuvieron sus dominios durante siglos. Pues bien, esta fama bien ganada en combate llevó a que hace tres años se originase una campaña mediática para erigir a los Tercios un monumento.

La idea fue recogida por el escultor Salvador Amaya, que le propuso al pintor de batallas Augusto Ferrer-Dalmau que hiciera los bocetos y diseñara la estatua. Ambos llegaron así a un esbozo de grupo escultórico que estaría formado por cuatro figuras de 2,7 metros de altura, un piquero, un arcabucero, un alférez portando la bandera de la compañía y un escudado armado con sable y daga.

Boceto del monumento cedido por Augusto Ferrer-Dalmau a El Liberal.

 

En búsqueda de financiación

Desde el primer momento, el proyecto contó con el apoyo de las autoridades. Según ha podido saber ‘El Liberal’, los dos artistas se reunieron hace más de un año con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, con el Jefe del Estado Mayor de la Defensa y otro general de la cúpula de las Fuerzas Armadas, así como con un representante de la empresa que entonces iba a sufragar el monumento. Esta compañía, sin embargo, ha decidido finalmente retirar su apoyo al proyecto.

Esto ha llevado, por tanto, a que las partes implicadas se encuentren actualmente en búsqueda de financiación para el monumento, con la esperanza de que alguna empresa o fundación apueste por contribuir. Mientras, el proyecto ya cuenta con potencial ubicación, que estaría en el madrileño Paseo de la Castellana, así como con los necesarios permisos municipales.

En este sentido, el escultor Salvador Amaya reivindica el monumento señalando que «la cultura y la historia no son de nadie, son de todos los españoles». La intención de los artistas, apunta Amaya, es la de «poner monumentos y símbolos al alcance la gente, para que la gente se acerque a ellos».

Ambos artistas ya han colaborado en el pasado en sendas efigies a los héroes de Baler (los últimos de Filipinas), a Bernardo de Gálvez (héroe español de la Guerra de Independencia Estadounidense) y al general Menacho (defensor de Badajoz durante la Guerra de Independencia Española). Ambos también están inmersos actualmente en un monumento a la Legión con motivo de su centenario.

- Publicidad -

Artículos relacionados

- Publicidad -