viernes, mayo 7, 2021

El Gobierno revisa al alza el déficit hasta el 8,4% del PIB para 2021, siete décimas más alta que el previsto en los Presupuestos

Hacienda también ha revisado las previsiones de deuda pública, que sitúa ahora en el 119,5% del PIB para este año

El Gobierno ha revisado al alza su previsión de déficit público para el cierre de este año, que sitúa ahora en el 8,4% del PIB, 0,7 puntos por encima de la estimación de otoño (7,7% del PIB) ante la rebaja del crecimiento económico.

Hacienda también ha revisado las previsiones de deuda pública, que sitúa ahora en el 119,5% del PIB para este año -por encima del 117,4% del PIB estimado el pasado otoño-; el 115,1% del PIB para 2022; el 113,5% del PIB en 2023 y el 112,1% del PIB para 2024.

La deuda pública cerró 2020 en un máximo histórico del 120% del PIB, casi 25 puntos más que un año antes y por encima del objetivo del 118,8% del PIB, en parte por el impacto de la consolidación de la Sareb.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha presentado este viernes las proyecciones de déficit incluidas en el Programa de Estabilidad 2021-2024, incluidos los primeros cálculos del desfase para 2022 (5% del PIB), 2023 (4%) y 2024 (3,2%) en un escenario inercial, es decir, sin reformas.

El déficit público cerró 2020 en el 10,09% del PIB, una cifra que se eleva al 10,97% del PIB si se computan las ayudas a la banca -en las que desde el pasado año también está incluida la Sareb-, lejos del dato de 2019 (2,86% del PIB) pero por debajo de la previsión inicial 11,3%.

La ministra ha explicado que la subida de la previsión de déficit para 2021 -que, a pesar de ello, experimentará la segunda mayor reducción de la serie histórica- es inferior a la bajada de la proyección del PIB por dos motivos: 2020 cerró mejor de lo esperado y el efecto positivo de las medidas de protección de rentas en la recaudación.

Por subsectores, en 2021 la Administración central registrará un déficit del 6,3% del PIB, ya que asume buena parte del impacto de la pandemia; las comunidades autónomas, del 0,7% del PIB, y la Seguridad Social, del 1,5% del PIB, mientras que las corporaciones locales cerrarán en equilibrio.

Hacienda prevé una recaudación de 275.243 millones de euros este año, un 7,6% más y «similar» a la de 2019, con avances en todos los impuestos: IRPF (del 5,9%), IVA (7,8%) e impuesto de sociedades (13,9%).

Artículos relacionados