Economía
El Gobierno fija el mayor techo de gasto de la democracia

El Gobierno fija el mayor techo de gasto de la democracia

Las previsiones del Ejecutivo estiman que el desplome de la economía ascenderá a un 11,2% y la deuda pública alcanzará el 118% del PIB

Este lunes el Gobierno central  ha comenzado la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para 2021, llevando a cabo la aprobación del techo de gasto. El Ejecutivo ha fijado este límite en 196.097 millones de euros, lo que supone un incremento del 53% respecto al año pasado y la cifra más elevada jamás registrada en España. 

Gasto público en España

Además, también han actualizado sus previsiones, en las que proyecta una recesión más grave que la prevista en primavera y que empeoraría en dos puntos, pasando del -9,2% al -11,2% según informó este martes la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Por otra parte, el Ejecutivo prevé un crecimiento del 13% en el tercer trimestre. 

Además, la recesión de la economía provocará que la deuda pública sufra un aumento de tres puntos en comparación con lo pronosticado en julio, al cerrar en el 118% del PIB. A pesar de ello, Calviño ha insistido en que las emisiones serán menores a lo inicialmente previsto.

Por su parte, desde Unidas Podemos se celebran estos datos, con un techo de gasto que, a su juicio “derrota la austeridad” y auguran unos PGE que “aborrecerá la derecha”.

Unas declaraciones cuanto menos arriesgadas teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra el país. Por el momento, las previsiones del Gobierno fijan una tasa de paro superior al 17% para este 2020, aunque será probablemente mucho mayor una vez finalicen los ERTE, prorrogados hasta el año que viene y que afectan actualmente a un total de 700.000 españoles. 

Con todos los datos sobre la mesa, la vicepresidenta tercera ha augurado que España alcanzará su nivel precrisis en 2022.

Existen otras alternativas al aumento de gasto

Aumentar el gasto público puede que no sea la vía correcta para afrontar la crisis. Si nos fijamos por ejemplo en el caso de Irlanda, podemos advertir cómo en los últimos años ha doblado su PIB anual y, sin embargo, sus políticas han reducido el gasto público hasta un 24,8% del PIB en 2019. Por comparar, en el mismo año el techo de gasto en España fue del 41,9% del PIB.

Gasto público en Irlanda

 

El reflejo de su prosperidad  también puede medirse a través de su tasa de paro. En junio de 2020, tras haber sufrido las negativas consecuencias económicas de la pandemia, la tasa de desempleo en Irlanda era de un 5,1%, mientras que la española alcanzaba el 15,3% (y eso, sin tener en cuenta a todas las personas que estaban en ERTE). En definitiva, suena poco factible que el aumento del gasto público que pretende aplicar el Gobierno vaya a mejorar la situación económica del país, más bien, ahondará en los problemas estructurales que lleva arrastrando España las últimas décadas.

SUBIR