martes, febrero 7, 2023
martes, febrero 7, 2023

El Gobierno defiende unos presupuestos para «la mayoría social» y el PP los ve «invalidados» de antemano por no ajustarse a la realidad

Organismos como la AIReF han advertido de los «desequilibrios» de las cuentas públicas y apuntan a una posible «recesión técnica» de la economía

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado este miércoles que «va a tender la mano a todo el mundo» para negociar los presupuestos de 2023 y ha pedido a los grupos políticos que «eleven la mirada» y piensen en cómo «todo lo que está pasando (…) impacta en la vida de la gente».

En la defensa en el Congreso del proyecto presupuestario de 2023, que afronta siete enmiendas de totalidad, Montero ha dedicado buena parte de su tiempo de intervención a cargar contra la oposición, quien, a su juicio, intenta «deslegitimar» al Gobierno, una actitud que, ha asegurado, «daña la democracia y la política».

La ministra ha defendido que contar con unos presupuestos «supone sin duda una señal de fortaleza, seguridad, fiabilidad y solvencia» en un contexto de «extrema volatilidad» en que los organismos internacionales prevén una «desaceleración económica generalizada» con riesgo de recesión en algunos países. Un riesgo que incluiría a España, según advirtió el martes la AIReF, un extremo que el Gobierno rechaza.

Este contexto económico puede llevar a un «clima de mayor descontento social», ha reconocido la ministra, que «dé alas a los populismos extremos» y, por ello, las cuentas pretenden «acompañar a la mayoría social». El estado del bienestar, ha subrayado, no es «un gasto superfluo» sino «justicia social» y «eficiencia económica» porque «la riqueza de un país la crea el conjunto de los ciudadanos, no una élite económica».

Montero también ha defendido la revalorización de las pensiones con la inflación porque «no hay nada que atente más contra la equidad que empobrecer a quienes no tienen margen para combatir la inflación» y ha afeado que «intentar enfrentar jóvenes y mayores no es serio, es mezquino».

El PP cree que las cuentas públicas no se ajustan a la realidad

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha asegurado este miércoles que los Presupuestos de 2023 «han quedado invalidados antes de entrar en vigor», por lo que ha reclamado su devolución.

En la defensa en el Congreso de la enmienda de devolución presentada por su grupo contra el proyecto presupuestario de 2023, Gamarra ha asegurado que el cuadro macroeconómico en el que se asienta no se ajusta a la realidad y, además, no incluye medidas que ya está previsto adoptar como la ayuda a la crianza o el paquete para paliar los efectos de la inflación.

Los «presupuestos ya han sido enmendados por la realidad y por ustedes mismos», ha criticado Gamarra, que ha considerado que si el Gobierno fuera «serio» habría retirado unas cuentas que presentan «carencias y debilidades». Con este Presupuesto, ha asegurado Gamarra, el Gobierno «compra la superviviencia con dinero de todos», un «dispendio» que se financia con deuda y que supone «sustraer recursos de las generaciones futuras» para gastarlo en el presente.

En su opinión, el escenario alternativo incluido en el plan presupuestario remitido a Bruselas -con más recaudación y medidas para atajar la inflación- es «una autoenmienda a la totalidad de su propio presupuesto». Gamarra ha añadido un «escenario tres», que es el que plantean organizaciones como la AIReF, con una menor previsión de crecimiento, empleo y mayor inflación, así como un «peligro de entrar en recesión».

La portavoz del PP ha insistido en reclamar al Gobierno que deflacte la tarifa del IRPF, baje el IVA a todos los productos básicos, extienda la bajada del IVA de la luz y el gas más allá del 31 de diciembre y que aplace la entrada en vigor del impuesto sobre los plásticos de un solo uso. Ha reclamado asimismo un «plan de racionalización del gasto» para atajar el incremento del déficit y la deuda.

«Parece que ha comenzado la casa por el tejado», ha ironizado, decidiendo los gastos y ajustando la previsión de ingresos en consecuencia, sin saber, además, «cuántos fondos» del Plan de Recuperación han llegado a la economía real.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores