domingo, diciembre 4, 2022
domingo, diciembre 4, 2022

El Gobierno cede desde este viernes la gestión de las prisiones al País Vasco

El Ejecutivo de Pedro Sánchez cerró en mayo la cesión de una nueva competencia a la Administración vasca

El Gobierno Vasco ha asumido este viernes la competencia de la gestión de las tres cárceles ubicadas en el País Vasco. La consejera de Justicia del Ejecutivo de Urkullu, Beatriz Artolazabal, ha calificado el hito de «día histórico», en el que se «hace realidad, cuarenta años después, una muy significativa competencia del Estatuto de Gernika».

En su intervención en la vizcaína prisión de Basauri, Artolazabal ha asegurado que la Administración vasca va a aprovechar «el trabajo bien hecho en los centros penitenciarios vascos desde hace ya tiempo» y, desde esa base, acometer «las mejoras que una gestión más cercana tiene aparejada».

Tres cárceles y más de 600 funcionarios

El País Vasco cuenta con tres centros penitenciarios que albergan actualmente a cerca de mil internos. Son los de Basauri (Vizcaya), con alrededor de 150 internos; Nanclares (Álava), la más grande y moderna, con más de seiscientos reclusos, y Martutene (Guipúzcoa), con casi doscientos.

Los tres inmuebles serán traspasados al Gobierno Vasco. Además, cuando se termine la nueva prisión guipuzcoana de Zubieta, pasará a depender del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, y a su vez este devolverá la actual Martutene al español, que la cerrará.

La transferencia también incluye el edificio de la antigua cárcel de Nanclares, que fue clausurada y ya no acoge a población reclusa.

También se transferirá a la CAV el personal que atiende las tres prisiones: 620 funcionarios y 50 laborales, que a partir de ahora cobrarán del Gobierno Vasco.

Fuente: EFE.

Accede a nuestro canal de YouTube

Relacionados

spot_img

Colaboradores