lunes, julio 15, 2024
lunes, julio 15, 2024

El Gobierno aprueba por la mínima la reforma laboral gracias al voto controvertido de un diputado del PP

Los dos diputados de UPN han votado finalmente ‘no’ y un diputado del PP que votaba de forma telemática ha emitido un ‘sí’ por supuesto error

El Gobierno ha sacado adelante por la mínima este jueves la votación para convalidar la reforma laboral, que ha sido aprobada por apenas un voto, 175 frente a 174, gracias al apoyo de última hora del PDeCAT, que se ha sumado al voto de Ciudadanos y de otra media docena de pequeños partidos. El ‘no’ de los socios de Gobierno, PNV y ERC, ha sido especialmente notorio, al igual que el de los dos diputados de UPN, que se han desmarcado de la línea de su partido apostando finalmente por el voto en contra.

Además, la reforma laboral ha salido adelante por error, ya que un diputado del PP que votaba de forma telemática, Alberto Casero, ha emitido un controvertido ‘sí’ en lugar de un ‘no’. El PP asegura que su diputado ha votado telemáticamente no a la convalidación de la reforma laboral, pero su voto se ha contabilizado como un sí y así lo ha reflejado un comprobante, por lo que el parlamentario ha acudido al Congreso para alertar de lo ocurrido, donde no le han permitido entrar en el hemiciclo.

Durante la mañana de este jueves, se había especulado con el posible rechazo de los dos diputados de UPN, Carlos García Adanero y Sergio Sayas, que se oponían a apoyar al Gobierno. Parecía que ambos habían decidido, pese a sus discrepancias, acatar la decisión de la dirección de su partido, pero a la hora de la verdad no ha sido así, tal y como han manifestado en las redes sociales.

Debido a esta decisión de última hora, la votación celebrada en el Congreso de los Diputados no ha podido ser más ajustada. PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PDeCAT, Más País, Compromís, PRC, Teruel Existe, Coalición Canaria y Nueva Canarias han abogado por el sí. Sin embargo, los noes de PP, Vox, PNV, Bildu, Junts, CUP, BNG, Foro Asturias, ERC, UPN y el Grupo Mixto han estado a punto de evitar que la reforma laboral saliese adelante en sede parlamentaria. Sólo el voto controvertido ya comentado de un diputado del PP ha hecho posible el fallo positivo para el Gobierno.

El Pleno del Congreso ha rechazado por mayoría su tramitación como proyecto de ley, lo que habría permitido introducir cambios en su paso por las Cortes, algo a lo que se oponía el Gobierno, pero también los sindicatos y sobre todo la patronal, que amenazó con salirse del acuerdo.

Así, se rompe momentáneamente la dinámica de mayorías parlamentarias con la que el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos se había ido apoyando durante toda la legislatura, de la que siempre formaban parte ERC, PNV y EH Bildu, y se introduce en la ecuación a Ciudadanos, hasta ahora siempre en el bloque del ‘no’.

Aspectos de la reforma

El pacto alcanzado en diciembre con patronal y sindicatos supone modificar algunos aspectos de la reforma laboral del PP en 2012, al recuperar la ultraactividad de los convenios y la prioridad del convenio sectorial en materia salarial.

Además, sienta las bases de un nuevo modelo de ERTE que sirva de alternativa al despido ante crisis o reconversiones sectoriales e introduce diversos cambios para atajar la excesiva temporalidad del mercado laboral español.

Entre ellos, que el contrato de trabajo ordinario sea el indefinido y que los temporales solo puedan celebrarse por circunstancias de la producción o por sustitución de persona trabajadora con derecho a reserva del puesto de trabajo.

Fuente: El Liberal / EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores