miércoles, noviembre 30, 2022
miércoles, noviembre 30, 2022

El Gobierno aprueba eliminar la mascarilla en la mayoría de interiores

La medida entrará en vigor este miércoles tras su publicación en el BOE: transporte público, hospitales, farmacias y residencias, las excepciones

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la nueva norma que eliminará, a partir del miércoles, la obligación de llevar mascarilla en espacios interiores, salvo en centros sanitarios y sociosanitarios y en todos los transportes, mientras que en los trabajos serán las empresas las que decidan.

El nuevo real decreto que ha presentado esta mañana la ministra de Sanidad, Carolina Darias, al resto del Gobierno, y que mañana se publicará en el BOE, pondrá fin así a dos años de mascarilla obligatoria en lugares cerrados.

A partir de entonces, solo habrá que ponérsela obligatoriamente en «aquellos espacios en los que puede haber personas con vulnerabilidad». Es decir, visitantes y trabajadores de centros, servicios y establecimientos sanitarios -incluyendo las farmacias- y sociosanitarios, especialmente las residencias, aunque no las personas ingresadas en ninguno de estos lugares a menos que estén usando espacios comunes. También habrá que llevarla en todos los transportes, sin excepción.

«Uso responsable»

Más allá de eso, se establecen usos responsables. De esta forma, la mascarilla se aconseja «cuando hay aglomeraciones y cuando se trate de personas vulnerables», en la línea de lo que propusieron los expertos de la ponencia de alertas en los que el Ejecutivo se ha apoyado para tomar esta decisión.

Así, los alumnos ya no tendrán que utilizarla «en el ámbito escolar», aunque sí se recomendará a los profesores con factores de vulnerabilidad, al igual que otras personas con estas mismas condiciones en las que no puedan mantener 1,5 metros de distancia interpersonal.

En los centros de trabajo, serán los servicios de prevención de riesgos laborales los que valoren la necesidad de llevar mascarillas, si bien la ponencia lo aconseja cuando la distancia interpersonal sea inferior a 1,5 metros y no pueda garantizarse la ventilación adecuada del espacio.

Y en otros lugares cerrados de uso público como comercios, cines, teatros, salas de conciertos, museos, bares, restaurantes, locales de ocio nocturno, lo recomendable es un «uso responsable» del cubrebocas, al igual que en el entorno familiar, las reuniones de amigos y celebraciones privadas.

Será, en definitiva, una norma de «sentido común», dijo este lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convencido de que «mucha gente» continuará llevándola «como elemento de protección». Porque que se acabe con su obligatoriedad no quiere decir que quien quiera ponérsela pueda hacerlo.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores