lunes, abril 15, 2024
lunes, abril 15, 2024

El FMI plantea un impuesto «temporal» a las rentas altas para contribuir al esfuerzo contra la pandemia

El organismo también se abre a dar respaldo a una propuesta de EE.UU. para fijar un impuesto mínimo global de sociedades

La necesidad de un impuesto «temporal» solidario a las rentas más altas fue uno de los principales llamamientos por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el arranque de su Asamblea de Primavera.

En este complejo panorama, el organismo sorprendió al pedir un impuesto «temporal» a las rentas más altas y la riqueza, destinado a financiar las necesidades relacionadas con la pandemia y con la crisis que conlleva, que ha provocado el aumento generalizado de los niveles de déficit y de deuda.

«Para ayudar a hacer frente a las necesidades de financiación relacionadas con la pandemia las autoridades podrían considerar una contribución temporal para la recuperación poscovid aplicada sobre las rentas altas y la riqueza», señaló Vitor Gaspar, director del Departamento de Asuntos Fiscales del Fondo, en la conferencia.

La magnitud de la crisis económica provocada por la pandemia, la mayor desde la Gran Depresión de la década de 1930, ha llevado al organismo, tradicional defensor de la ortodoxia económica, a saltarse algunos tabúes y dar el visto bueno a la subida de impuestos y al aumento del gasto.

La desigualdad, agravada

Gaspar advirtió, además, de que «las desigualdades preexistentes han amplificado el impacto adverso de la pandemia y, a la vez, la covid-19 ha agravado las desigualdades», lo que supone «un círculo vicioso de desigualdad que podría dar lugar a un quiebre social y político».

Durante las reuniones se discutirá, además, la iniciativa lanzada por la secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, de pactar en el marco del G20 (que agrupa a las principales economías avanzadas y emergentes) un impuesto mínimo global de sociedades.

En este sentido, Gaspar dio su respaldo a la propuesta como «un elemento importante para asegurar que los gobiernos tienen los recursos necesarios para las diversas prioridades de gasto que tienen que encarar».

Por último, en los encuentros, que congregan a los líderes económicos mundiales, también se analizará la creación de nuevos derechos especiales de giro (DEG, la moneda del FMI) por valor de 650.000 millones de dólares (549.282 millones de euros), algo que Georgieva ya ha dicho que cuenta con amplio respaldo para aumentar la liquidez mundial y ayudar a la recuperación mundial.

Relacionados

spot_img

Colaboradores