domingo, junio 26, 2022

El diario ‘EL PAÍS’ deja de publicar crónicas de toros en papel y los lectores aficionados «echan pestes»

Las crónicas de toros seguirán estando en la web, aunque cada vez hay menos noticias sobre esta temática en EL PAÍS digital: 800 textos en 2015, 440 en 2019 y 87 en lo que llevamos de 2022

El diario EL PAÍS dejará de publicar crónicas de toros en papel (y hay un debate abierto sobre si hacer lo mismo en el formato digital). Así lo ha comunicado el Defensor del Lector, Carlos Yárnoz, en un artículo de opinión publicado este domingo en la web del periódico.

Según Yárnoz, ya eran pocos los textos que se publicaban en este diario sobre los toros, ya que, «en 1995, EL PAÍS publicó más de 1.000 textos sobre toros, en 2019, año sin pandemia, fueron 150; desde el pasado 1 de enero, solo seis«, asegura en su artículo.

Además, explica, ahora mismo se solapan dos ferias taurinas, las más importantes no solo de España, sino del mundo, y los lectores de este diario echarán de menos la información que se dé sobre estos dos grandes acontecimientos, ya que ahora acaba la feria taurina de Sevilla, y se da comienzo a la de Madrid.

En su artículo, el Defensor del Lector, como no podía ser de otra manera, defiende a sus lectores, y por eso mismo asegura que, si ya eran pocos los textos publicados en papel de EL PAÍS sobre los toros, comparando los datos de entre los escritos en 1995 (más de 1.000), y los de este año (6), ahora ya no se publicará ninguno. Este es un hecho que afecta a los lectores de este sector, ya que «quienes leen el diario solo en papel» no podrán seguir acontecimientos tan importantes como las ferias taurinas de Sevilla y Madrid.

Aunque se retiren los artículos publicados en papel sobre los toros, en digital seguirán estando, aunque, como dice Yárnoz, tampoco son muchas las noticias sobre esta temática: en digital cada vez son menos los textos publicados sobre los toros, «se ha pasado de 800 textos en 2015, a 440 en 2019, y a 87 en lo que llevamos de 2022».

El Defensor del Lector explica que, ante estos hechos, «los lectores aficionados echan pestes», y no podía ser de otra manera, ya que, como asegura, esta es «una mala noticia para los taurinos». Por eso, el propio Yárnoz termina su artículo de opinión con una pequeña crítica a su periódico, y es que, en este caso, EL PAÍS «debería haber contado a los lectores que la información taurina se publica solo en la web. Se lo merecen. Cuanto más transparentes somos con ellos, más acertamos», concluye.

Estas son algunas reacciones de los usuarios de Twitter tras conocer la noticia:

Artículos relacionados