lunes, agosto 2, 2021

El Coliseo abre al público los subterráneos de su arena tras la restauración

Se trata de la zona del Anfiteatro Flavio equipado con plataformas y ascensores utilizados para la aparición de hombres y bestias en la arena

El Parque Arqueológico del Coliseo de Roma abrió al público hace unas semanas su hipogeo, las galerías subterráneas del anfiteatro que se encontraban en origen cubiertas por la arena -la platea en la que combatían los gladiadores-, tras concluir su restauración.

Durante sus años de actividad no se permitía el acceso al hipogeo a los entre 50.000 y 75.000 espectadores que podía albergar el anfiteatro, equipado con plataformas móviles y ascensores de madera utilizados para la aparición de los hombres y las bestias en la arena.

El hipogeo del Coliseo tiene una dimensión aproximada de media hectárea, compuesta por una red de pasillos, y está rodeado por un muro perimetral y catorce tabiques.

Las obras, que comenzaron en 2018, permitirán mostrar una superficie total de 15.000 metros cuadrados, accesibles por primera vez gracias a una pasarela de 160 metros tras «una obra muy compleja», explica la directora del Parque Arqueológico del Coliseo, Alfonsina Russo.

Los subterráneos son «testimonio de todo lo que sucedió bajo la gran arena del anfiteatro, desde su inauguración en el 80 d.C. hasta el último espectáculo en el año 523», afirmó Russo.

El Anfiteatro Flavio perdió la arena original con el paso de los años, dejando su hipogeo o galerías subterráneas al aire libre, a excepción de una pequeña parte de unos 600 metros cuadrados aún hoy cubierta.

Artículos relacionados