miércoles, agosto 10, 2022

El caso Dina Bousselham, cerrado al no poder acceder a la tarjeta del móvil ni recuperar su información

El fiscal era partidario de concluir la investigación, a diferencia de las demás partes implicadas, como la propia Bousselham, Pablo Iglesias o Vox

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha decidido cerrar el caso Dina Bousselham después de que la Policía le haya comunicado que es imposible acceder al contenido de la tarjeta del móvil de la exasesora de Podemos ni recuperar su información.

El juez, en un auto al que ha tenido acceso Efe, ha acordado no prorrogar la instrucción de este caso, cuyo plazo expira el 29 de enero, si bien aún tiene pendiente practicar una serie de diligencias que le encomendó la Sala de lo Penal de la Audiencia, como tomar declaración a Bousselham y a su pareja.

El magistrado da por hecho que esas declaraciones no van a suscitar la necesidad de analizar ninguna otra vía de investigación, por lo que concluye que cuando acaben esas diligencias -que ya están acordadas-, «la instrucción estaría finalizada».

El fiscal era partidario de concluir la investigación, no así las demás partes implicadas, incluida la propia Dina Bousselham; el ex secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; los periodistas Alberto Pozas y Luis Rendueles -que no se oponían a seguir investigando- y la acusación popular ejercida por Vox, que pidió la prórroga.

El informe pericial que el magistrado instructor Manuel García Castellón encargó a la sección de ingeniería forense de la Policía Nacional, al que ha tenido acceso Efe, ha sido clave al determinar que no es posible acceder al contenido de la tarjeta, ni siquiera parcial, pero tampoco se pueden reparar los daños sufridos ni determinar cómo se ocasionaron esos daños.

García Castellón consideraba que ese informe podía aportar elementos esenciales para determinar las circunstancias que giraron en torno al presunto robo del móvil de Bousselham, para intentar descubrir si finalmente se pueden recuperar los datos que ella almacenaba en la tarjeta que le fue supuestamente sustraída o, en caso contrario, las circunstancias que lo impiden.

Defendía además que ese análisis podía condicionar el modo en el que la exasesora de Podemos debería ser citada a declarar, si como imputada o como testigo, calidad esta última sobre la que le instó a hacerlo en noviembre la sección tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Ahora el magistrado decide cerrar esta investigación que tiene su origen en los archivos hallados en un registro al excomisario José Villarejo que, supuestamente, provenían de la tarjeta de memoria del móvil que le fue robado a Bousselham en 2015 y cuya información acabó saliendo a la luz.

El juez llegó a elevar la causa al Supremo para que investigara al entonces vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, pero el tribunal lo rechazó.

Fuentes de Podemos han indicado a Efe que el juez García Castellón «ha tratado de convertir a las víctimas de esta causa en sospechosos y ahora se niega a investigar a los responsables del robo del teléfono de Dina Bousselham».

Fuente: EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel