jueves, agosto 18, 2022

El caso de las dos hermanas pakistaníes asesinadas por pedir el divorcio en matrimonios forzados

Las jóvenes cayeron en una «trampa» que tenía como fin que los maridos, con los que se habían prometido de manera obligada, pudieran emigrar a España

Anisa y Uruj Abbas, de 21 y 24 años, eran dos hermanas de origen pakistaní que residían en Cataluña, en la localidad barcelonesa de Terrassa. Las jóvenes fueron asesinadas por, supuestamente, sus propios familiares durante un viaje a Pakistán en el que las chicas solicitaron divorciarse del matrimonio forzoso que habían contraído con sus primos.

Las hermanas, originarias de Gujrat, en la provincia oriental pakistaní de Punjab, fueron «estranguladas y recibieron un disparo mortal mientras dormían» durante la noche del viernes, según informó el portavoz de la Policía local, Nauman Hassan. Todo apunta a que los autores del crímen no serían otros que sus propios hermanos, primos y tíos, que habrían decidido terminar con la vida de las jóvenes por su negativa a contraer matrimonio con los dos allegados de la familia. Las chicas querían divorciarse del matrimonio concertado y ambas deseaban casarse con otros chicos, pero el clan familiar no lo permitió.

Las autoridades aseguran que las jóvenes cayeron en una «trampa» en la que el fin de los familiares consistía en que los maridos, con los que se habían prometido hace más de un año, pudieran emigrar a España. Tras los hechos, la policía detuvo a los seis presuntos asesinos y la investigación sigue en curso. El jefe de la policía del distrito del Gujrat de Pakistán, Ata Ur Rahman, aseguró en declaraciones a TV3 este martes que prevé que se aplique en dicho país «el máximo castigo según la ley pakistaní, la pena de muerte».

Al no ser ciudadanas españolas y solo constar de premiso de residencia en España, no se puede activar el servicio de asistencia consular de la embajada. Además se trata de paquistaníes que se encuentran en su propio país, por lo que son las autoridades de Pakistán las que se ocupan del suceso.

Según explicaron fuentes diplomáticas, en los últimos años la embajada española ha atendido varias peticiones de auxilio de ciudadanas españolas de origen paquistaní a las que tenían secuestradas. (AMPLIAR)

Según datos de la ONG Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP), solo el año pasado se registraron 478 crímenes de honor en el país. Entre 2004 y mayo de 2018 esa cifra ascendió a 17.628 casos, si bien se cree que el número real podría ser mucho mayor debido a la falta de denuncias, sobre todo al tratarse de familiares.

27 casos en España

Los distintos cuerpos policiales han detectado desde 2015 en España 27 matrimonios forzados, una realidad que vuelve al primer plano después del asesinato de las hermanas de Pakistán.

La comunidad en la que se han detectado más casos desde 2015 es Cataluña (14), seguida de País Vasco (5). En el mismo periodo las fuerzas de seguridad tuvieron conocimiento de matrimonios concertados también en Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Madrid, Navarra y la Comunidad Valenciana, cada una con un caso, mientras que hubo dos que se detectaron en el extranjero.

Artículos relacionados