martes, diciembre 6, 2022
martes, diciembre 6, 2022

El bloque progresista del CGPJ explorará «vías alternativas» para renovar el Constitucional tras la tercera reunión sin acuerdo

Los conservadores aseguran que no han encontrado candidatos en el Supremo y que hay que ver si PSOE y PP retoman su negociación tras la reciente visita del comisario europeo de Justicia

Los vocales progresistas del CGPJ han anunciado que explorarán «vías alternativas» esta semana para cerrar un acuerdo lo «más breve posible» que permita renovar el Constitucional, ante el bloqueo de los conservadores, sin candidatos y sin ofrecer una nueva fecha de negociación tras el fracaso de este miércoles.

Como se esperaba, la tercera reunión entre los vocales del Consejo que negocian los nombramientos de dos magistrados del Constitucional ha terminado otra vez sin acuerdo, ya que los conservadores siguen dilatando el proceso bajo la tesis de que no han encontrado candidatos en el Supremo tras un mes de gestiones y del «efecto» Reynders, en alusión a una eventual negociación entre PSOE y PP tras la reciente visita del comisario europeo de Justicia.

Este nuevo encuentro fue acordado por el Pleno el pasado jueves con la esperanza de que un hipotético acuerdo alcanzado hoy pudiera refrendarse este jueves en un pleno extraordinario a tal efecto.

Pero no será así y ahora el calendario apunta al jueves 13 de octubre, cuando se celebrará un pleno extraordinario para que los miembros de la comisión negociadora den cuenta de las gestiones realizadas, justo un mes después de haber incumplido el plazo legal fijado por la ley para realizar los nombramientos y con tres reuniones sin acuerdo a sus espaldas.

Los progresistas anuncian vías alternativas de acuerdo

Sin embargo, todo puede cambiar a la vista de la postura que han adoptado este miércoles los progresistas, que «sin perspectiva de algún acuerdo inmediato» han decidido dar cuenta al presidente Carlos Lesmes de «la falta de horizonte temporal y concreto de los trabajos de la comisión negociadora», e iniciar desde hoy «la exploración de otras vías alternativas de acuerdo inmediato».

Y pretenden hacerlo «a lo largo de hoy, mañana y pasado», con la voluntad de «cumplir en el plazo más breve posible» con la ley, que es la posición defendida hasta la fecha por Lesmes, quien, al margen de esta cuestión, hace unos días anunció que iba a dimitir esta semana si no había una posibilidad de acuerdo clara entre el PSOE y el PP para renovar el órgano de gobierno de los jueces.

Es más, la reunión de hoy frustra en apariencia los planes de Lesmes, que siempre defendió que dimitiría siempre y cuando se hubiera alcanzado un acuerdo previo para renovar el TC o al menos tenerlo encarrilado, aunque ahora todo puede cambiar habida cuenta de cómo se desarrollen «esas vías alternativas» que apuntan a que los progresistas puedan captar algún vocal del otro bloque, para sacar adelante los nombramientos con 12 votos favorables.

Los conservadores piden ahora esperar el «efecto» Reynders

Todo ello, porque los conservadores siguen bloqueando cualquier avance en las negociaciones, ahora con el argumento de que «la visita del comisario de Justicia europeo, Didier Reynders, es tan reciente que hay que dar tiempo para que rinda, sin duda, los efectos que todos esperamos«, sin detallar qué relación tiene su viaje a España con la renovación del TC, ya que él se limitó a hablar del bloqueo del Consejo y no del Constitucional.

Así se lo han trasladado a los progresistas, quienes aseguran que los conservadores intuyen que la renovación del Consejo se está gestando por parte de socialistas y populares y que, por ello, no están en condiciones de ofrecer una nueva fecha de negociación.

Con todo, los conservadores han puesto de manifiesto en un comunicado que «la intensa búsqueda de candidatos» llevada a cabo por su grupo entre magistrados del Tribunal Supremo, no obstante, «ha resultado infructuosa, de momento hasta en tres ocasiones».

Unos con un candidato inminente, otros sin nombres en la mesa

Y ello pese a reconocer que la otra parte les ha manifestado que «estarían en condiciones de determinar el candidato único» de su lista de nueve, algo que los progresistas han confirmado señalando que «de manera inmediata» podrían «concretar un candidato de excelencia», que apunta a ser José Manuel Bandrés, según informan a Efe fuentes próximas a las negociaciones.

Por otra parte, los conservadores han apuntado a la responsabilidad de los magistrados del Constitucional para que resuelvan los recursos contra la ley que impide al Consejo realizar nombramientos cuando esté en funciones -salvo lo que concierne al TC- para que no se produzca una «agravación de la precaria situación del Supremo, de no mediar antes sentencia» del tribunal de garantías.

Fuentes consultadas por Efe afirman ser conscientes de esta situación, pero al mismo tiempo recuerdan que los tiempos en el Constitucional son diferentes y que, por el momento, no se espera una resolución inmediata de este asunto, cuya ponencia recayó en la magistrada progresista María Luisa Balaguer, una de las candidatas a presidir el tribunal cuando culmine la próxima renovación.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores