miércoles, febrero 1, 2023
miércoles, febrero 1, 2023

El Banco de España prevé una revisión profunda del PIB en 2023 y una «ligera» en 2022

El Gobierno rebajó este martes sus pronósticos sobre la economía al 4,3% para este año y al 2,7% para el próximo

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, aseguró este martes que el Banco de España prevé revisar en septiembre de forma «pronunciada» sus estimaciones de crecimiento del PIB español en 2023 y de forma «ligera» las previsiones de la economía española para 2022.

En un acto organizado por La Vanguardia en La Pedrera, Hernández de Cos se ha referido así a las nuevas previsiones del Gobierno sobre la evolución de la economía española. El Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez mantuvo este martes sin cambios sus expectativas de incremento del PIB para 2022 (4,3%) pero recortó ocho décimas la previsión para 2023, hasta el 2,7%.

El gobernador recordó que en sus últimas previsiones, las de junio, el BdE contemplaba que la economía española creciera un 4,1% este año y un 2,8% en 2023. Aseguró que cree que la economía española presentará un crecimiento «relativamente robusto» en el segundo trimestre del año pero ha añadido que la dinámica de paulatina ralentización del crecimiento induce a pensar que el BdE revisará de forma «pronunciada» su estimación para la economía española en 2023.

Hernández de Cos sacó a colación que el Banco Central Europeo decidió recientemente elevar los tipos de interés más de lo previsto, un 0,5%, al aflorar ya algunos de los riesgos que barajaba para la economía europea.

La inflación será «persistente»

Por otra parte, el gobernador dio por supuesto que la inflación, que ha dicho que está siendo «más persistente» de lo esperado inicialmente, se mantendrá en valores «muy elevados» durante los meses de verano, pero espera que a medio plazo tienda «a converger al 2%»

«Es fundamental la moderación salarial para evitar los efectos de segunda ronda (de la inflación)», aseguró, y volvió a insistir en la conveniencia de sellar un pacto de rentas en España para evitar una espiral de aumento de precios y compartir entre todos la «merma de rentas» derivada de la inflación.

Se mostró en contra de la «indicación» de los salarios públicos y las pensiones a la inflación, es decir, a que se aumenten ambos de forma simétrica a la evolución de los precios, pero sí defendió ligar las pensiones mínimas al IPC para ayudar a las personas con menos poder adquisitivo.

En cuanto al sector privado, Hernández de Cos abogó por que los salarios crezcan por debajo de la inflación, aunque teniendo en cuenta la realidad de cada sector empresarial, y que al mismo tiempo se compriman los márgenes empresariales.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores