domingo, diciembre 4, 2022
domingo, diciembre 4, 2022

El avión de Pelosi aterriza en Taiwán y China lleva a cabo un despliegue militar ante su llegada

La visita de Pelosi, que ha irritado profundamente al Gobierno chino, no ha sido confirmada oficialmente

El avión que transporta a la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, aterrizó esta noche a las 22.43 hora local (14.43 GMT) en el aeropuerto Songshan de Taipéi.

Ni la funcionaria ni el Gobierno de Taiwán habían confirmado si la gira que Pelosi lleva a cabo por Asia incluiría una visita a Taiwán, posibilidad adelantada por medios estadounidenses y taiwaneses. 

La visita de Pelosi, que ha irritado profundamente al Gobierno chino, no ha sido confirmada oficialmente y el punto de destino de su vuelo había permanecido en blanco desde que la alta funcionaria despegó de Kuala Lumpur a las 7.42 GMT.

Gran despliegue militar en el estrecho de Taiwán ante la llegada de Pelosi

La visita a Taiwán este martes de la presidenta del Congreso de EE.UU., Nancy Pelosi, que será la primera de este tipo desde 1997, ha disparado el despliegue militar en el estrecho de Formosa, una situación que la prensa china compara con la Crisis de los Misiles en Cuba.

«Esta es la versión del Estrecho de Taiwán (también llamado de Formosa) de la Crisis de los Misiles en Cuba. Estados Unidos es el provocador. El mundo está observando si Pelosi va a apretar el gatillo con sus propias manos», advertía el diario Global Times, instrumento de propaganda del régimen chino, en un comentario publicado en Twitter este martes.

Para el medio chino, la posible llegada de Pelosi es equiparable al conflicto diplomático entre EE.UU., Cuba y la Unión Soviética de octubre de 1962, uno de los máximos momentos de tensión de la Guerra Fría.

Según medios taiwaneses, Pelosi podría aterrizar en el aeropuerto de Songshan, en Taipei, la noche del martes, sobre las 22.20 hora local (14.20 GMT), a bordo de un avión de las fuerzas aéreas de Estados Unidos (SPAR19), lo que no ha sido confirmado oficialmente.

En un alarde de fuerza, Pekín, que reclama la soberanía de Taiwán y no descarta invadir la isla, envió a un buque destructor del Ejército chino a unos 80 kilómetros de las costas de la isla de Lanyu, al sureste de Taiwán, según la agencia de noticias isleña, CNA.

El destructor, detectado la mañana del martes, tiene un radio de vigilancia de 380 kilómetros a nivel del mar y de hasta 560 kilómetros si monitorea el espacio aéreo a su alrededor.

Mientras, los dos portaaviones de la Armada china se encuentran fuera de sus bases y llevan horas navegando ante la eventual llegada de la alta responsable de EE.UU., que mantiene una posición ambigua sobre si defendería a Taiwán en caso de ser atacado por China, uno de los mayores escollos de la relación Pekín-Washington.

A su vez, la Administración de Seguridad Marítima de China ha anunciado el cierre de áreas marítimas por maniobras militares en el mar de China Meridional y en el mar de Bohai (norte), que en conjunto se prolongarán hasta el 6 de agosto.

Un despliegue militar en línea con la advertencia de China de que responderá con «contundencia» a la posible visita de Pelosi, que pondría a prueba las tensas relaciones entre las primeras economías mundiales después de que sus presidentes, Joe Biden y Xi Jinping, trataran de limar asperezas en una videollamada la pasada semana.

Taiwán eleva el estado de alarma

Por su parte, el Ejército de Taiwán -de quien EE.UU. es el principal suministrador de armas- ha elevado su estado de alerta y el Ejército ha incrementado su preparación de combate, según la agencia CNA.

El diario taiwanés Liberty Times publica además que el Ejército de Taiwán ha enviado ocho cazas Mirage-2000 para que se sumen a los cuatro que ya están estacionados en la base aérea de Taitung, al este de Taiwán, mientras el Gobierno de Taiwán se ha mantenido de momento en silencio sobre la posible visita.

Asimismo, cuatro buques de guerra de Estados Unidos, incluyendo el portaaviones USS Ronald Reagan, se encuentran posicionados en aguas al este de Taiwán, según publica este martes el diario hongkonés South China Morning Post.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores