lunes, agosto 8, 2022

El 8M recupera su formato multitudinario, aunque con el feminismo dividido en torno a las políticas de Igualdad

Habrá una marcha oficial en Madrid a la que acudirán Irene Montero y su equipo y el PSOE, pero también una marcha alternativa para desmarcarse del Ministerio

Tras la multitudinaria y polémica marcha de 2020, seis días antes de que se decretara el estado de alarma por la pandemia, y la prohibición de convocar grandes manifestaciones el año pasado, asociaciones y plataformas feministas vuelven a salir este 8M a la calle, pero lo hacen divididas.

En Madrid y otras ciudades diversas organizaciones han decidido desmarcarse de las marchas tradicionales para reivindicar un feminismo «abolicionista» de la prostitución y mostrar su rechazo a las políticas del Ministerio de Igualdad, fundamentalmente por impulsar una ley trans que considera que daña la histórica lucha de las mujeres.

Con la pandemia dando aparentemente sus últimos coletazos, es una incógnita cuántas personas participarán en las movilizaciones convocadas.

Las organizadoras de la marcha oficial de Madrid, que partirá de Atocha y acabará en la Plaza de Colón, han comunicado a la Delegación del Gobierno en Madrid que esperan a 30.000 manifestantes, mientras que las convocantes de la segunda han trasladado la cifra de 3.000, según los datos a los que ha tenido acceso Efe.

El equipo del Ministerio de Igualdad, encabezado por Irene Montero, se sumará a la manifestación grande. Ha llamado a aprovechar la marcha para gritar también «No a la guerra» y ha restado importancia a la división, recordando que en el feminismo siempre ha habido opiniones diversas y debates.

A pesar de las corrientes internas contrarias a la ley trans, la delegación socialista también irá a la marcha tradicional.

«El PSOE va a estar en la manifestación feminista a la que ha acudido siempre», ha dejado claro este lunes su portavoz, Felipe Sicilia, quien ha recordado a las convocantes de la marcha alternativa que su partido es el único que impulsa iniciativas legislativas para abolir la prostitución.

El PP tampoco se sumará a la marcha alternativa, apuntan fuentes del partido. Su portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra, ha insistido en que son mujeres libres que deciden en cada momento lo que consideran y ha avanzado que este martes su partido hará pública una declaración precisamente con el lema «mujeres libres» como idea fuerza.

Los populares, ha apuntado, participarán en actos institucionales y en manifestaciones en todo el país, desde el convencimiento de que «queda mucho camino por recorrer» para alcanzar la igualdad y que en ese camino hay que contar también con los hombres.

Desde Podemos, la portavoz Alejandra Jacinto ha advertido de que existe una «internacional antifemista», que tiene entre sus mejores representantes el mandatario ruso Vladimir Putin, y ha recalcado también que el feminismo «es lo más alejado» del proyecto que defiende la derecha.

Vox tiene claro que no participará en las movilizaciones del 8M, un evento que considera «absolutamente desacreditado» porque «su doctrina es contraria al sentido común, a las familias y a la unidad esencial de hombres y mujeres», ha manifestado su portavoz, Jorge Buxadé.

Tras el parón de la pandemia, son innumerables las marchas y concentraciones convocadas para este Día Internacional de la Mujer, una jornada en la que de nuevo las mujeres reclamarán medidas para acabar con la brecha de género y reivindicar la igualdad.

«Derechos para todas, todos los días» será el lema de la principal marcha con la que se quiere teñir de morado mañana de nuevo las calles de Madrid.

Fuente: EFE

Artículos relacionados