martes, febrero 7, 2023
martes, febrero 7, 2023

EE.UU. celebra unas elecciones legislativas clave para los dos últimos años de Biden

Los demócratas confían en conservar su mayoría en el Senado pero la Cámara de Representantes caerá probablemente en manos republicanas

Estados Unidos celebra este martes sus elecciones legislativas, unos comicios que determinarán la composición del Congreso y los dos últimos años de mandato del presidente, Joe Biden.

Los demócratas ostentan actualmente el control de la Cámara de Representantes y del Senado, pero las encuestas auguran que la oposición republicana recuperará el poder. La media ponderada de sondeos efectuada por la web FiveThirtyEight les da un 59% de posibilidades de lograr la Cámara Alta y un 84% de hacerse fuertes en la Baja.

Los primeros colegios electorales en abrir han sido algunos del pequeño estado de Vermont, en el este de Estados Unidos y fronterizo con Canadá, donde el cierre de las mesas está prevista para las 7 de la tarde (00.00 GMT del miércoles). También han ido abriendo progresivamente los centros de votación de Maine, Connecticut, Nueva York, Nueva Jersey, Indiana, Kentucky, Illinois, Ohio, Carolina del Norte, Virginia Occidental, así como Pensilvania, Maryland, Massachusetts, Delaware, Rhode Island, Carlina del Sur, Georgia, Alabama, Misisipi y Florida.

El cierre también será progresivo y tendrá lugar en la mayoría de los casos entre las siete y las ocho hora local, con Nueva York como el más nocturno, clausurando sus centros a las 21.00 (01.00 GMT). Sin embargo, muchos son los ciudadanos que ya han votado en las últimas semanas ya que Estados Unidos es muy frecuente que la gente lo haga en el periodo de votación anticipada.

En Estados Unidos no existe una autoridad electoral central y las Secretarías de Estado de cada uno de los 50 estados del país son responsables del recuento de votos. Como ese proceso suele llevar mucho tiempo, los grandes medios de comunicación de EE.UU., como la CNN o The New York Times, entre otros, son los encargados no oficiales de declarar qué candidato ha ganado una contienda, algo que hacen especialistas analizando los datos que les llegan del terreno.

El resultado de muchas batallas electorales suele conocerse el mismo día de la votación, pero otras veces es tan ajustado que pasan días o incluso semanas. Por ejemplo, en las presidenciales de 2020, los grandes medios de EE.UU. tardaron cuatro días en declarar que el demócrata Joe Biden había ganado al republicano Donald Trump. En su rueda de prensa diaria, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, admitió este lunes que podría haber retrasos: «Puede que no sepamos quiénes son los ganadores durante algunos días. Toma tiempo contar todas las paletas de una manera ordenada», aseveró.

Dificultades para los demócratas

Más tarde, Biden insistió en que es optimista sobre los resultados de las elecciones de medio mandato y confió en una victoria en el Senado, pero reconoció que los demócratas tienen difícil conservar la mayoría de la Cámara de Representantes.

El actual inquilino de la Casa Blanca no goza del beneplácito popular: según FiveThirtyEight, el 53,1% de los ciudadanos desaprueba su gestión, y solo un 42,1% considera que está haciendo un buen trabajo. Los comicios de este martes condicionarán el final de su mandato. Perder la mayoría en el Congreso obstaculizará cualquier intento de sacar adelante nueva normativa.

Por ello, aunque en la mayoría de estados los resultados están claros, el foco lo concentran aquellos donde el margen en la pugna por el Senado es tan ajustado que podría haber sorpresas. Nevada, Georgia, Pensilvania y Wisconsin son algunos de los que tienen el poder de decantar la balanza a uno y otro lado, y con ello el de definir cómo será el último tramo de la Presidencia demócrata.

Relacionados

spot_img

Colaboradores