lunes, enero 30, 2023
lunes, enero 30, 2023

Draghi cede el poder a Meloni y se reúne casi hora y media con ella antes de despedirse del Gobierno

El encuentro entre ambos fue más largo de lo habitual y no ha trascendido su contenido, con el primer Consejo de Ministros de la nueva era también celebrado este domingo

La nueva primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, primera mujer en el cargo de la historia del país, escenificó este domingo el traspaso de poderes con su predecesor, Mario Draghi, en el romano Palacio Chigi, sede del Gobierno. Meloni, jefa de Hermanos de Italia (FdI), recibió en manos de Draghi la pequeña campana con la que los primeros ministros marcan el inicio de las reuniones de su Gobierno, una ceremonia simbólica que representa el traspaso de poderes.

La política romana, de 45 años, se convirtió en la primera mujer en recibir esta campana y como, manda la tradición, la hizo sonar con una sonrisa para después estrechar la mano de Draghi. Previamente, vestida con un traje de chaqueta negro y camisa blanca, había sido recibida en el patio central del Palacio Chigi por un piquete de honor, que revisó acompañada por el consejero militar de esa institución.

Acto seguido, tras rendir tributo a la bandera, fue recibida por Draghi en la primera planta del palacio, entre sonrisas y muestras de cordialidad, y después mantuvieron una reunión a puerta cerrada para hablar de las cuestiones más apremiantes para el país. El encuentro entre ambos fue más largo de lo habitual, de casi hora y media de duración, y no ha trascendido su contenido.

Una vez concluida, el piquete de honor del Palacio Chigi despidió al primer ministro saliente, Draghi, que gobernó el país durante 20 meses desde febrero de 2021 con una coalición de unidad apoyado por todos los partidos excepto por Meloni, su única oposición. Los trabajadores y funcionarios del palacio se despidieron también de él dedicándole un aplauso desde las ventanas del edificio.

Por último, en esta jornada importante para la nueva primera ministra, presidió la primera reunión del Consejo de Ministros y aprobó el nombramiento del influyente cargo de subsecretario de presidencia, el conservador Alfredo Mantovano. Asimismo, se repartieron las competencias entre los ministerios sin cartera y a sus dos vicepresidentes, Salvini, también ministro de Infraestructuras, y Antonio Tajani de FI, al frente de Exteriores.

La líder del Ejecutivo emplazó a su gabinete a estar unido ante los retos venideros: «Nos ha exhortado a no olvidar que, además de un honor, tenemos una gran responsabilidad, y nos ha pedido lealtad y espíritu de equipo», reconoció el ministro de Administración Pública, Paolo Zangrillo. Falta todavía cambiar los nombres de los ministerios, pues se han propuesto algunos inéditos como «Educación y Mérito», «Familia, Natalidad e Igualdad de Oportunidades» o «Empresas y Made in Italy».

Draghi había ordenado a su gabinete una transición ordenada y rápida debido a la crisis energética que atraviesa el país: «No doy consejos al nuevo Gobierno, lo único que puedo hacer es dejar hechos», atajó Draghi recientemente.

Meloni juró este sábado ante el jefe del Estado, Sergio Mattarella, al frente de un Ejecutivo compuesto por los tres partidos que componen la coalición ganadora de las elecciones del 25 de septiembre: FdI, la Liga de Matteo Salvini y Forza Italia de Silvio Berlusconi. El siguiente paso, en los próximos días, será afrontar la investidura en las dos sedes del Parlamento, el Senado y la Cámara de los Diputados, un formalismo puesto que la coalición de derechas cuenta con la mayoría absoluta.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores