sábado, junio 25, 2022

Djokovic gana la batalla judicial contra su deportación de Australia y vuelve a entrenar en la Rod Laver Arena

El juez ha ordenado al Gobierno australiano dejar en libertad al tenista, entregarle su pasaporte y sus efectos personales y pagar los costes legales

Un tribunal australiano ordenó este lunes la liberación del tenista número uno, el serbio Novak Djokovic, quien se encontraba retenido desde el jueves pasado en un hotel de la ciudad de Melbourne tras la revocación de su visado por no estar vacunado contra la covid-19.

Esta mañana, la periodista Ksenija Pavlovic McAteer ha expuesto que el deportista habría vuelto a ser detenido pocas horas después, según le informaba el padre del jugador. No obstante, a las pocas horas el hermano del tenista ha confirmado que Djokovic ya se ha entrenado en Australia, algo de lo que el propio número uno también ha dejado constancia en las redes sociales.

En el mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Djokovic se muestra «complacido y agradecido» al magistrado por revocar la cancelación de su visado. «A pesar de todo lo que ha pasado, quiero quedarme y tratar de competir en el Abierto de Australia», ha señalado el tenista serbio. «Me mantengo centrado en eso. He volado aquí para jugar en uno de los eventos más importantes que tenemos enfrente de los geniales aficionados».

Djokovic ha señalado que por ahora no puede ofrecer más detalles sobre su situación, pero ha insistido en agradecer el apoyo de los aficionados.

A pesar de todo, el ministro de Inmigración australiano, Alex Hawke, baraja expulsar al tenista serbio, por no estar vacunado contra la covid-19 a pesar de la decisión judicial que le ha reconocido su derecho a entrar en el país.

En un comunicado, un portavoz señaló que el ministro está considerando la potestad que tiene para revocar el visado de Djokovic según el artículo 133C(3) de la Ley de Inmigración y que el «proceso está bajo consideración», según recogen los medios locales que sostienen que la decisión no se tomará por lo menos hasta el martes.

El fallo del juez

El juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, ordenó al Gobierno australiano implementar la liberación, entregarle su pasaporte y sus efectos personales y pagar los costes legales.

La decisión judicial permitiría a Djokovic participar en el Abierto de Australia, que de ganar alcanzaría su décimo título en este torneo y su vigésimo primer Grand Slam y superar así al suizo Roger Federer y al español Rafael Nadal.

En la vista virtual de hoy, el Gobierno de Australia accedió a revertir su decisión de cancelar el visado, aunque el abogado Christopher Tran señaló que el ministro de Inmigración, Alex Hawke, considera la posibilidad de usar sus poderes especiales para deportar a Djokovic.

Este potencial gesto del Ejecutivo de Scott Morrison, que busca ser reelegido este año, sería «muy preocupante», según dijo el juez Kelly al sopesar las potenciales consecuencias.

El Gobierno australiano había detenido el jueves pasado al tenista serbio de 34 años en un hotel de Melbourne tras cancelarle su visado al desestimar la exención médica que había obtenido para intentar ganar su décimo título en el Abierto de Australia sin estar vacunado.

Durante la anticipada vista virtual de hoy, que comenzó con retraso por problemas técnicos, los abogados de Djokovic alegaron que el jugador siguió todos los pasos migratorios que creyó necesarios para entrar en Australia.

El Gobierno de Australia exige a los viajeros tener la pauta completa de la vacuna contra la covid-19 o una exención médica válida para entrar al país.

Fuente: EFE

Artículos relacionados