miércoles, diciembre 1, 2021

Djokovic, en duda para el Abierto de Australia por su protocolo anticovid: «No revelaré si estoy vacunado o no»

El tenista número uno del mundo se ha mostrado muy crítico con la organización del primer Grand Slam del año, en el que defendería título

La próxima edición del Abierto de Australia de tenis podría contar con una baja tan sensible como la del mismísimo número uno del mundo y vigente campeón, Novak Djokovic. El jugador serbio ha puesto en duda su presencia en Melbourne (sede del evento) de cara a enero de 2022 debido a la política anticovid que planea establecer la organización del primer Grand Slam del curso.

Es la posibilidad de que la competición obligue a sus participantes a estar vacunados contra el coronavirus para poder ser de la partida la que ha llevado a Djokovic a alzar la voz. «La verdad es que no sé si jugaré en el Open de Australia, la situación no es nada buena. Tomaremos la decisión final en dos o tres semanas. Es una situación difícil, no sé cuántos jugadores viajarán a Melbourne esta vez», reconoce ‘Nole’ en una entrevista para el diario serbio Blic.

Durante la misma, Djokovic también hace gala de su sinceridad habitual con la vacunación en sí: «Me parece increíble que la sociedad te juzgue en base a una vacunaNo quiero participar en una guerra que están fomentando los medios. Por eso, no revelaré si estoy vacunado o no«.

Ahora mismo, hay muchas opciones de que los tenistas no vacunados contra el coronavirus se queden fuera del próximo Abierto de Australia. El jefe del gobierno del estado de Victoria, Dan Andrews, ha sido muy claro al respecto: «No creo que un tenista sin vacuna vaya a obtener visa para entrar a este país. Al virus no le importa cuál es tu ranking en el tenis mundial o cuántos Grand Slam has ganado».

Andrews también ha aseverado que si los tenistas no vacunados consiguen entrar en Australia «probablemente tendrían que hacer un par de semanas de cuarentena, que otros jugadores no tendrían que hacer». Ahora mismo, los casi 5 millones de habitantes de Melbourne, segunda ciudad aussie más poblada, se encuentran en cuarentena desde mediados de agosto.

Las autoridades de la zona quieren incluir a los deportistas en la lista de trabajadores que requieren vacunación obligatoria, con el Gran Premio de Australia de Fórmula 1 entre las otras grandes competiciones deportivas con restricciones severas tanto para los participantes como para el público: no se contempla un escenario sin pauta completa de vacunación.

Artículos relacionados