miércoles, diciembre 7, 2022
miércoles, diciembre 7, 2022

Detienen a un hombre que pretendía asesinar a un juez del Supremo de Estados Unidos tras la filtración de la sentencia sobre el aborto

El suceso supone la máxima escalada de una campaña de escraches que colectivos feministas han protagonizado en domicilios de jueces conservadores

Un hombre fue arrestado este miércoles tras haber intentado asesinar al juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos Brett M. Kavanaugh, nombrado por Donald Trump y uno de los magistrados favorables a derogar la sentencia de Roe vs. Wade que blinda el aborto como un derecho federal en todo el país.

El individuo, Nicholas John Roske, de 26 años, ha sido imputado formalmente de intento de asesinato, según ha anunciado la oficina del fiscal general de Maryland, el estado donde reside Kavanaugh y que está cerca de la capital de EE.UU. El hombre había viajado desde California hasta Maryland «para matar específicamente a un juez del Tribunal Supremo» y se acercó a la residencia del magistrado armado con una pistola cargada, un cuchillo, gas pimienta, un martillo, un destornillador y cinta adhesiva, entre otros.

El suceso supone la máxima escalada de una campaña de escraches que colectivos feministas han protagonizado en los domicilios de los jueces conservadores, que pretenden devolver a los estados la capacidad de legislar sobre el aborto. La intención del tribunal se dio a conocer a través de una filtración sin precedentes, que se atribuye a algún ayudante del ala progresista del Supremo. En concreto, los alrededores de la casa del juez Kavanaugh se habían convertido en las últimas semanas en escenario de continuas manifestaciones.

De hecho, hace tres semanas el medio de comunicación Axios ya publicó una circular del Departamento de Seguridad Nacional en la que se advertía sobre un posible aumento de la violencia política a raíz de la sentencia definitiva sobre el aborto, que se espera para este mes de junio. Esa violencia se esperaba específicamente contra miembros del Tribunal Supremo, legisladores y otros funcionarios.

El propio Roske reconoció a la policía, cuando fue detenido, que «estaba molesto por la reciente filtración de un fallo» del Tribunal Supremo y por el reciente tiroteo en la escuela primaria Robb de Uvalde (Texas), donde fallecieron 19 estudiantes y dos profesoras, detalla el escrito de acusación.

Biden condena el suceso

El presidente de EE.UU., Joe Biden, condenó este miércoles «en los términos más fuertes» lo sucedido. «El presidente condena las acciones de este individuo en los términos más fuertes y estamos agradecidos a las fuerzas de seguridad por haberlo arrestado rápidamente», dijo la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

«Tal y como el presidente ha dejado en claro constantemente, los funcionarios públicos, incluidos los jueces, deben poder hacer su trabajo sin preocuparse por su seguridad personal o por la de sus familias. Cualquier amenaza de violencia o intento de intimidar a los jueces no tiene cabida en nuestra sociedad», añadió la portavoz.

Relacionados

spot_img

Colaboradores