miércoles, diciembre 7, 2022
miércoles, diciembre 7, 2022

Descubren una necrópolis única de hace 24 siglos en Osuna (Sevilla)

Por el lujo que presentan estos enclaves funerarios, puede que pertenezcan a poderes jerárquicos de más alto nivel

Unas obras de mejoras de canalizaciones de agua en Osuna (Sevilla) han sacado a la luz una necrópolis única de época fenicio-púnica, datada en torno al siglo V-IV antes de Cristo, algo calificado por la alcaldesa, Rosario Andújar, «extraordinariamente sorpresivo».

Se trata, según ha informado la Junta de Andalucía en un comunicado, de un hallazgo en el entorno declarado Bien de Interés Cultural (BIC) de la ciudad romana de Urso, que corresponden a estructuras de época y formato similares, al tiempo que presenta «nítidos paralelismos» con elementos funerarios similares excavados en las necrópolis de Tharros (Córcega), Kerkouan y Sahel, ambas en Túnez.

El proceso de excavación, aún en desarrollo, ha permitido a los arqueólogos documentar «una serie de restos de indudable valor patrimonial» que, por su marco temporal y el grado de conservación, «son inéditas en la zona interior de Andalucía».

Tras visitar los restos encontrados, Andújar ha destacado la transcendencia histórica que el descubrimiento de estos enterramientos está suponiendo.

«Todos somos conocedores que cuando se excava en determinadas zonas de nuestro pueblo es harto probable encontrar restos de más o menos valor histórico», pero nunca se ha llegado a esta profundidad, «porque nos está trasladando a la época fenicia y púnica, siendo unos enclaves arqueológicos únicos, de momento, en la península».

Unos enterramientos que, «por sus características se sabía que podían estar cercanos a la costa y, ahora, sorpresivamente, aparecen en el interior», por lo que estos descubrimientos pueden dar pie a que haya que volver a reformularse la historia sobre esta época, «dada esta ubicación geoestratégica».

De ella parece extraerse que por el lujo que presentan estos enclaves funerarios pertenezcan a poderes jerárquicos de más alto nivel, «los cuales podrían estar coordinando todos los asentamientos fenicios y estratégicamente poder unir, desde aquí, la costa de Málaga».

Se trataría de «un conjunto de tumbas de pozo de tradición fenicio-púnica, que se ven amortizadas en época republicana romana, y sobre las que se edifican estructuras de escasa entidad en época imperial romana», según consta en el informe de la intervención.

Hasta la fecha se han detectado hasta ocho estructuras hipogeas (bóvedas subterráneas) talladas en la propia roca calcarenita.

Uno de los más relevantes de estos recintos funerarios cuenta con un acceso en escalera desde su lado oeste, dando entrada a un espacio rectangular, seguramente al aire libre, que podría actuar como atrio.

En esta estructura se están desarrollando, en la actualidad, trabajos de excavación con el propósito de alcanzar los niveles de suelo del posible atrio.

Otra de las estructuras detectadas es aparentemente más cuadrangular y parece presentar también un acceso en escalera por su lado Oeste, aunque se ha visto más afectada por labores de excavación contemporáneas y por la presencia del fondo de dos silos.

La tercera se localiza bajo el conjunto de muros de época imperial romana que se construyen sobre la colmatación de dicho espacio funerario, mientras que una cuarta presenta similares características a las anteriores.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores